domingo, 3 de abril de 2016

This is Real (Madrid)

- Zas! en toda la boca

Leo a toda la prensa servil de este país que "el Real Madrid vuelve". Vuelve claro está cuando lo dejan volver: cuando las alineaciones se fijan bajo un criterio deportivo serio en lugar de decisiones piperas fruto de presiones y campañas desde tertulias radiofónicas y televisivas, cuando se deja trabajar al entrenador en lugar de tenerlo sometido a la presión más atroz y cuando se consigue el compromiso de la plantilla. Es decir, el Real Madrid vuelve cuando lo dejan ser un equipo normal.

Como madridista no puedo más que sentirme orgulloso de la enorme gesta que realizaron ayer sábado el conjunto merengue en el Camp Nou: tenían poco que ganar (7 puntos en liga sigue siendo una distancia abismal para tan sólo 7 temporadas que restan), y el escenario era completamente hostil, jugando en el Camp Nou ante un eterno rival en un gran estado de forma con muchas ganas de servir nuestra cabeza ante su enfervorecido público en el homenaje al que fuera su gurú futbolístico: Johan Cruyff. Este partido no lo hemos ganado siquiera por disputar el título, sino por orgullo, por casta, por pundonor; justo aquello que dije le faltaba este equipo en mi anterior entrada. Me equivoqué, y me alegro. me encanta que mi equipo venga a taparme la boca.

El Madrid de ayer planteó el partido de manera seria; quizás la primera vez esta temporada, con un Casemiro colosal que vale por un Isco y un James juntos. Benitez tenía razón. El equilibrio no se consigue jugando con los supuestos mejores: un equipo con 5 mediapuntas queda bien sobre el papel, pero es una chufla. El equilibrio se consigue jugando con un especialista en cada puesto y el Madrid necesitaba un volante puro como el comer. 

Luego está el arbitraje...casero, mezquino, miserable como a los que ya estamos acostumbrados a ver al Barça. Los blaugranas son un equipo especializado en usar al colegial como si fuera un jugador más, saliendo en su auxilio cada vez que lo necesita. La primera amarilla a Ramos que a la postre serviría en su expulsión después de permitir una jugada de gol culé que tuvo que ser invalidada por fuera de juego y falta previa es de chiste. Que Messi arrolle a Pepe en la jugada de gol de Piqué con el consentimiento del colegial; que un codazo en la cara se salde con una simple amarilla, que se anule un gol legal que hubiera supuesto el 1-2...da rabia e impotencia. Los árbitros saltan con temor a no darles a los culés "todo lo que necesitan" o que sus decisiones "lastren" al Barça en detrimento de sus rivales y ya alcanza niveles de adulteración de la competición. Es esa gran mentira del "Espanya ens roba"que repetido mil veces finalmente se ha convertido en realidad.

En cuanto al plano moral, el Madrid sale muy reforzado. Esas declaraciones de Luis Enrique diciendo que ya no hay dolor, son una mentira. Este clásico les ha hecho mucho daño, y el Madrid en cambio, ha encontrado un punto de inicio en una recta final de temporada que puede lanzarnos hacia la Undécima. Zidane se merece nuestra confianza. Gane un título o coseche otro "blanquete", merece una temporada más, y que se construya un nuevo equipo con criterio a su alrededor. Tiempo hay para volver a la infructuosa picadora anual de técnicos madridistas. 




4 comentarios:

  1. Zidane estuvo en la Séptima (jugador de la Juve, equipo al que se ganó contra todo pronóstico) Estuvo en la Novena (marcó un golazo para los anales de la Champions) y estuvo en la Décima (segundo entrenador)

    No estuvo en la Octava (contra el Valencia) porque aún no le había fichado Florentino, pero casi (le fichó al año siguiente)

    Te haré una profecía: Estará en la Undécima. Zinedine Zidane está ligado a la historia de las Champions ganadas por el Madrid. Al menos, hasta la próxima.

    Te lo dice un "brujo". Saludos

    BaronRojo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, la verdad es que no lo había visto desde ese punto, pero es muy cierto lo que dices. Ganemos o no la Undécima, sería una lástima que una persona como Zidane se vaya de vacío y por la puerta de atrás, como otros tantos. Merece la oportunidad de coger este equipo desde principio de temporada y no en Enero a raíz de la enésima ocurrencia del Floren. Por ello, yo también veo a Zinedine levantando la úndecima. Si no es este año, lo será el que viene siempre y cuando nosotros, los aficionados, no le arrojemos al foso al final de temporada por no haber ganado nada.

      Un cordial

      Eliminar
  2. Si señor, este es nuestro Madrid. De todas formas, y lo digo en la hora de la victoria, sigo viendo a este equipo demasiado blando, demasiado consentidor. En la primera parte daba grima ver como no disputaban con coraje ni un balón dividido, cada vez que un culé pasaba al lado casi le daban un pase de pecho. Si, sé que el árbitro estaba esperándolos en cada esquina, pero no me gustó nada de nada. Poco carácter, en suma.

    Y ya que hablamos de nombres, hay dos a los que ya eché la cruz: Ramos y Kroos. Es jugar con dos menos. Y el alemán puede reeducarse, pero ¿ y con el Sobrado de Camas que hacemos? Su renovación de este verano fue un sinsentido y lo acabaremos pagando muy, muy, muy caro. Al tiempo.

    Y si, ojala nuestro brujo manchego acierte y veamos sonreír al ídolo de la 9ª con la 11ª. Y la Liga aún no está acabada, ojito..... no tiremos aún las cucharas....

    ResponderEliminar
  3. Ramos es Ramos, dejémoslo ahí. En cuanto a Kross no lo ví tan desacertado como otras veces, pero vamos, el problema es que no es un Xabi Alonso.Es cierto que el equipo fue blando y miedoso sobretodo al principio del partido, pero creo que es normal. El Madrid lleva saltando de crisis en crisis casi cada día desde que empezó la temporada. Se agarró a lo único que puedes hacer cuando nada te funciona: defender y esperar tu oportunidad. Luego la historia cambió y fue a más. Ganó en moral y en fortaleza. Por eso creo que esta victoria puede ser un buen punto de inicio para empezar a construir un equipo ganador.

    Y por supuesto veo A Zidane siendo el heroe de la undécima. Si no este año, espero que el siguiente. Gane o pierda, se merece coger el equipo desde el principio de temporada, en lugar de pasar a la historia como "le apaño" del presidente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar