lunes, 4 de enero de 2016

Año nada nuevo.

- El enésimo trofeo Real Madrid. -

Tiene cojones que el único sitio donde se ha homenajeado y ovacionado a un entrenador del Real Madrid haya sido ni más ni menos que en Mestalla y por la afición rival. En Madrid en cambio ni se respeta al técnico de turno que viene a trabajar para nuestro equipo, sino todo lo contrario: su figura solo sirve para ser ninguneado, insultado, perseguido, maltratado, humillado hasta que su mera presencia se convierte en un problema. Todo al son de una prensa que ya ni espera a los malos resultados para dilapidarlo.

Se ha consumado lo que todos sabíamos. Ya está; a Rafael Benítez se lo han cargado. Y él como a muchos otros entrenadores. Esta va a ser la enésima vez que el actual presidente del club salga ante los medios para anunciar la destitución de otro míster: una nueva prueba de que el pulso entre club y medios siempre lo ganan los medios. Una destitución que en realidad fue anunciada en agosto, cuando paradógicamente fue nombrado; y que desde entonces no han parado de difamar hasta hacerla efectiva.

El mismo "modus operandi"; como los asesinos en serie. Desde el primer día que vimos a Rafael Benítez con el chandal corporativo: si gana partidos "es que juega aburrido" o "no juega a nada; solo tiene pegada", si no pone a fulano "fulano el señalado", y si pierde un partido "es la hecatombe"; el punto de partida para encuestas maliciosas, filtrado de posibles sustitutos, pitómetros, debates encendidos, portadas maliciosas...hasta que su presencia se hace hasta ridícula. Así con Capello, Schuster, Juande Ramos,Pellegrini, Mourinho, y ahora, Rafael Benitez. ¡Nunca falla!.

Pero la prensa no es la única culpable. Nosotros los aficionados; los auténticos histéricos bipolares de esta trágica historia, somos los que estamos meando sobre el cadáver de Don Santiago Bernabeu y en la historia de nuestro club;dilapidando cada proyecto deportivo al son de lo que digan los Manolos, o los Roberto Gomez, o los Relaño cada año. Ahora lo que nos "ilusiona" es "ver a Zizou" de entrenador...¡somos imbéciles!. Mañana lo estaremos machacando igual que a todos. Y digo "mañana" literalmente, porque al bueno de Zidane comenzarán a pasarlo por la picadora de carne antes de que se estrene como técnico merengue. 

Y por último nuestro presidente. Ese pusilánime incapaz de de echarle "huevos" y defender su propio proyecto. Tuvo que dimitir cuando echó a Pellegrini. Lleva 6 años en el cargo y 5 apuestas personales; todos tirados a la basura en cuanto asomaban los pañuelos en el campo; igual que hace ya 15 años durante su primera andadura. Florentino Pérez es un fracaso de presidente: incapaz de gestionar a los jugadores, incapaz de gestionar a los medios e incapaz de gestionar al club. 

Francamente, creo que nunca encontraremos la paz que necesita este club: aficionados bipolares, medios navajeros, jugadores comprometidos solo consigo mismos y presidentes pusilánimes. Ni siquiera sé que cojones hacemos dedicándonos al fútbol. Creo que ya solo existimos para dar de hablar y de comer a la Prensa. El Real Madrid que conocíamos desapareció hace años cuando le dieron el premio al Mejor Club del Siglo XX. Hoy solo queda un agujero en mitad de la Castellana.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario