miércoles, 23 de diciembre de 2015

La misma basura de siempre

- ¿Dices que por ahí se va a la sección de cabezas cortadas del museo Bernabeu?

Tras ver el segundo gol del Rayo Vallecano en el Bernabeu, supe que los jugadores estaban tirando el partido liguero del pasado domingo. Sí, tirándolo, digo bien, no deliro, el 10-2 no ha evitado que pueda ver el bosque al fondo. Porque dicho partido jamás lo hubiera ganado el Real Madrid contra 11 jugadores; puede que ni contra 10. Y no es derrotismo barato ni estoy embargado por la "histeria". La cama que le estaban haciendo los jugadores al actual míster del Real Madrid era tan grande que no se fabrica colchón para semejante tamaño.

Hoy escucho que los jugadores se han hartado de Benitez. "No hay comunión", dicen los mentideros mientras aumentan la presión sobre la cabeza del técnico madrileño hasta límites insospechados. quieren su cabeza para antes de enero, y al Madrid tirando otro proyecto a la basura a mitad de temporada; como todos los años. Así es imposible que el club blanco vuelva a ser el club ganador que fue en el pasado; ni siquiera un equipo molesto para sus rivales; sino una parodia de sí mismo. 

Y mientras empieza el habitual baile en los medios de entrenadores ""ideales" para sustituir al técnico de turno; las encuestas maliciosas, el "pitómetro" etc.... De Zidane, hemos pasado a Mourinho; sí, ya les vale hasta Mourinho; ese del que no pudo desprenderse de la prensa de "Madrit" ni mudándose a Londres; hasta allí llegaban las navajas de  Relaño Paco Gonzalez,Manolo Lama, Caridad y compañía. 

De chiste. Todo el Madrid es un gran chiste. La misma basura todos los malditos años.

Feliz Navidad a todos.

martes, 15 de diciembre de 2015

Zidane de míster : esa nueva ocurrencia.

- "Disparad, cobardes.Sólo vais a matar a un hombre..."


Creo que a estas alturas doy por amortizado a Rafa Benitez. Llevo demasiadas temporadas viendo al Real Madrid; contando lo mismo a través de este blog, como para saber qué es lo que viene a continuación y cómo acabará. La presión de los medios por un lado, y de los jugadores por otro, está siendo brutal en contra el técnico madrileño, como por otro lado, viene siendo habitual odos los años. Imposible hacerse con las riendas del equipo bajo tanto fuego de mortero. 

Y mientras el club sigue sin hacer nada: ni pone coto (o mejor dicho bozal) a los mentideros, que ya son todos (culés, nacionales, privados e incluso públicos); ni en vereda a unos jugadores tan acostumbrados a ser ellos los dueños que ya hasta reconocen abiertamente que las instrucciones técnicas les suena a chino.Ellos prefieren a un entrenador que les haga entrenar poco, menos que les aburra con planteamientos tácticos y que en todo momento les ponga buena cara. Ellos prefieren a Ancelotti, (¡¡y lo dicen sin ningún miramiento!!,¡¡Con Benitez aún en cuerpo presente!!), sin  que se les caiga la cara de vergüenza tras la desastrosa temporada pasada.

Decía que doy por amortizado a "Fat Benny", pero sólo 6 meses después de haberlo hecho jugadores y medios. Hoy la nueva ocurrencia de "la mafia" es querer poner a Zidane en el banquillo. Suena a "coña", como cuando hicieron campaña para poner a Valdano al frente del equipo en lugar de al también cuestionado Manuel Pellegrini hace años. Todo es una burla de los medios, claro. Ellos ya tienen al Barça y al Atlético para vender épica. Al Real Madrid ya le pusieron el cartel de "operación derribo" hace años, y mientras consiguen su objetivo se divierten con nosotros. "Tirar a Zidane", como por otro lado han hecho con todos los demás entrenadores, es su último peldaño para conseguir dicho objetivo. Y es que recordemos que "Zizou" al contrario que sus predecesores, no sólo es símbolo madridista, también es una de las principales patas del proyecto Florentino; al que por otro lado quieren ver morder el polvo y que esto vuelva a ser la anarquía de hace años. Y a partir de ahí, la liquidación completa de un club al que ya ni se molestan en ocultar su desprecio.

lunes, 14 de diciembre de 2015

La Historia Interminable


Y nos las prometíamos felices durante esta semana. Desde luego el panorama no podía ser más prometedor: goleada con buen fútbol ante el Malmoe para recuperar la fe, segundo pinchazo del Barça en liga y la posibilidad de ponernos a dos puntos del liderato. Hasta la bilis del enésimo ataque del lerdo  Piqué parecía síntoma de que estábamos volviendo al buen camino.

Entonces llega el Villarreal y nos pasa lo de siempre: poco fútbol e intensidad, un gol en contra que acaba siendo una carrera cuesta arriba cada vez más acentuada, un atisbo de reacción que no se materializa en amenaza real y finalmente convertir una gran oportunidad de engancharse en liga en otro desastre.

Pese a todo, opino que esta derrota tampoco es el apocalipsis. Perder ante el Villarreal a domicilio era una posibilidad real. Y 5 puntos tampoco es una barrera insalvable teniendo en cuenta que queda más de media liga en juego.

No. Lo preocupante de esta derrota es la sensación que nos deja como conjunto del equipo, que no es otro que un Madrid errático,sin rumbo, dependiente de rachas, carente de intensidad en momentos claves, y sobretodo, tendente al desorden y a la desidia. Y lo que es peor: hoy la cabeza visible es la de Rafa Benítez; pero llevo viendo lo mismo año tras año, entrenador tras entrenador sin que cambie absolutamente nada. 

En estos casos suelo fijarme mucho en nuestros rivales. El Barça por ejemplo lleva ya varios años juntando crisis institucionales y deportivas, viendo desfilar por sus despachos y por el vestuario ya varios presidentes, directores deportivos y entrenadores. Y sin embargo el club ha sabido reconducir el equipo hacia un nuevo ciclo ganador. Todo ello contando con auténticos "don nadies" como entrenadores. Idem con el "Patetico" de Madrid. Los de Simeone llevan ya 4 años sin bajar un ápice su intensidad en el campo pese a tener que reconstruir el equipo año tras año. 

En el Madrid  no hay nada de eso; sólo pachorra. Por aquí han desfilado entrenadores con capacidad contrastada y no han sabido (o podido) cambiar esta situación. Desde el club tampoco se ha hecho nada por revertir la tendencia; sólo cambiar de cromo en el banquillo al final de cada curso. Y así seguiremos, me temo, año tras año, con Florentino recordándonos que una vez fuimos el mejor club del siglo XX. 

domingo, 6 de diciembre de 2015

A TODO ESTO HABÍA FÚTBOL


El madridismo sigue inmerso en la histeria colectiva en que los medios quieren vernos: pitos a Benitez, pañoladas, gritos de "Florentino dimisión", y eso sin haber comenzado el partido ante el Getafe. 

Durante esta semana se nos ha tildado de todo; de sucios criminales, apestados del fútbol, ridículo, vergüenza...Todo por una alineación indebida; retratante eso sí, pero tampoco es como si nos hubieran echado de la Champions. Todo ello mientras quieren vendernos que un club como el Barça, con dos presidentes imputados y el tercero bajo sospecha; con dos jugadores culpables confesos de fraude fiscal, y bajo una sanción de la FIFA por "traficar" con jugadores menores, es el  ejemplo a seguir. ¡Bravo! han hecho un trabajo espectacular con nuestro público.

Luego saltaron los jugadores al campo y los pitos se tornaron en "olés" tras el buen fútbol de los blancos. Me acordé de los viejos tiempos del "innombrable", cuando nos azuzaban a pitar al técnico portugués  con cualquier excusa recurrente y todos los partidos empezaban con una sonora pitada para acabar con el público haciendo "la ola". Así de bipolar es el asiduo medio.

Y hablando del "innombrable", cada vez estoy más convencido que 3 años y dos técnicos después, su estilo de juego aún nos marca el camino - como su dedo -. Jugábamos con la BBC como le gusta a los piperos; y James en la demarcación que sea, porque ya hay que ponerlo aunque sea de portero. Y ciertamente el Getafe tampoco es un rival de categoría como para hacer un análisis definitivo. Da lo mismo: este equipo juega mejor cuando se olvida de tener el balón y se lanza a por la portería rival."El modo berseker" . Y es que, cuando se tiene buenos jugadores para jugar a la contra, lo absurdo es pretender jugar de otro modo. 

La segunda parte mucho más aburrida; es a lo que se agarra la  canallesca. Con 4-0 en 45 minuto y el partido encauzado, lo suyo es dar espectáculo hasta el final. Chorradas. Ganas de buscar "peros" donde no los hay. El Bernabeu disfrutó de una goleada y se acostó a 4 puntos del líder, ¿Qué mejor broche para una semana nefasta? Pues eso, que la chupen.


viernes, 4 de diciembre de 2015

EL CLUB DE LA COMEDIA


Prensa "amiga"


Llevo desde el miércoles queriendo redactar esta entrada sobre lo ocurrido durante el pasado partido de copa ante el Cadiz, pero me ha sido imposible. Continúo en estado de "shock" entre el estupor y la perplejidad de lo acontecido; un bloqueo mental autoinducido al tratar de asimilar lo que, previsiblemente, sea otra metedura de pata del club. Como un "uppercut" bien conectado a nuestra barbilla; de esos que te dejan sonado en la lona medio mientras el árbitro inicia el conteo.

Lo primero que me viene a la cabeza es ¿cómo es posible que se pueda inscribir en un encuentro de competición oficial, a un jugador supuestamente sancionado? (desconocía ese dato); pero ese pensamiento pertenece a mi parte de "boxeador sonado". La otra mitad de mí se debate  tratando de racionalizar sobre qué ha tenido que fallar para que un club como el Real Madrid cometa un error como este. 

Lo cierto es que nos estamos acostumbrando a vivir estos episodios cada vez más comunes y más frecuentes. Los vomitivos tuits de gente como Gerard Piqué se han convertido en una descripción de nuestra realidad. Somos un club al que no es posible tomar en serio; ni en lo deportivo, donde llevamos 10 años empalmando crisis tras crisis sin sumar aunque sea un par de temporadas "decentes" y donde lo habitual empieza a ser ver como nos "mean" en cada clásico o derbi. Ni la Décima nos ha dado la "paz" que necesitábamos. Pero es que ya ni siquiera en lo institucional. Nos hemos convertido en el hazmerreir del antimadridismo.