viernes, 4 de diciembre de 2015

EL CLUB DE LA COMEDIA


Prensa "amiga"


Llevo desde el miércoles queriendo redactar esta entrada sobre lo ocurrido durante el pasado partido de copa ante el Cadiz, pero me ha sido imposible. Continúo en estado de "shock" entre el estupor y la perplejidad de lo acontecido; un bloqueo mental autoinducido al tratar de asimilar lo que, previsiblemente, sea otra metedura de pata del club. Como un "uppercut" bien conectado a nuestra barbilla; de esos que te dejan sonado en la lona medio mientras el árbitro inicia el conteo.

Lo primero que me viene a la cabeza es ¿cómo es posible que se pueda inscribir en un encuentro de competición oficial, a un jugador supuestamente sancionado? (desconocía ese dato); pero ese pensamiento pertenece a mi parte de "boxeador sonado". La otra mitad de mí se debate  tratando de racionalizar sobre qué ha tenido que fallar para que un club como el Real Madrid cometa un error como este. 

Lo cierto es que nos estamos acostumbrando a vivir estos episodios cada vez más comunes y más frecuentes. Los vomitivos tuits de gente como Gerard Piqué se han convertido en una descripción de nuestra realidad. Somos un club al que no es posible tomar en serio; ni en lo deportivo, donde llevamos 10 años empalmando crisis tras crisis sin sumar aunque sea un par de temporadas "decentes" y donde lo habitual empieza a ser ver como nos "mean" en cada clásico o derbi. Ni la Décima nos ha dado la "paz" que necesitábamos. Pero es que ya ni siquiera en lo institucional. Nos hemos convertido en el hazmerreir del antimadridismo.

1 comentario:

  1. La verdad es que este terrible error echa por tierra mucho trabajo bien hecho en otros ámbitos. Y claro, después del 0-4 es como echar sal en la herida. Lo que más molesta es que el club no haya explicado nada convincente sobre el error. Sería una buena muestra de ser un club profesional y el silencio los hace cómplices de la persona irresponsable.
    Penoso.

    Un saludo desde Todo Real Madrid

    ResponderEliminar