sábado, 2 de agosto de 2014

EVERYTHING WRONG WITH DIEGO LÓPEZ


Diego López  va camino de irse del Real Madrid.Y lo hace, a mi juicio, de la manera más injusta: forzado, sin reconocimiento y por la puerta de atrás; exactamente igual que hace ya varios años y presidentes del Club. La sensación de que se ha hecho todo mal con el guardamenta gallego; de lo injusto del trato recibido es más que palpable, y las redes sociales, su caladero de apoyos, es un clamor a su favor.

Diego tuvo la difícil papeleta de suplir a Casillas en un momento en el que el de Móstoles estaba siendo más que discutido, no solo por su míster de entonces José Mourinho, sino también por gran parte de la afición merengue, quienes le achacaban su poca implicación con el Real Madrid a la hora de devolver  los dardos envenenados que nos lanzaban desde la Ciudad Condal, y sobretodo por su "buena relación" con los Medios que habían iniciado una guerra abierta y sucia con José Mourinho tras negarles  sus privilegios a la hora de acceder al los entrenamientos, al vestuario e incluso desplazarse con el equipo.

Los brutales ataques de la Prensa contra Diego y a favor de Casillas tampoco cesaron con la marcha del portugués. Los Medios decidieron respetar a Carlo Ancelotti -al menos hasta que los seguidores más aférrimos de Mourinho se olvidaran del de Setúbal -, pero no así al guardamenta gallego a quién tachaban de "tuercebotas"y exhibían los goles en contra como "cantadas", mientras otorgaban a Iker Casillas el derecho "divino" de ser el portero titular del Real Madrid.

Pasado el mundial, el Real Madrid se plantea incorporar a Keylor Navas, un guardamenta joven y talentoso revelación de la anterior cita mundialista, y esto ha traído un nuevo debate sobre la portería blanca. ¿Quién debe marcharse?. Nuevamente el blanco de la prensa fue Diego López. Casillas se niega a irse; no sin renunciar a los 3 años de contrato que le quedaban, y el Club, temeroso de romper su "pax" con los medios, parece que ha decidido que sea Diego López el prescindible.

Esta decisión, razonable desde un punto de vista de estrategia de Club, en cambio me parece una gran metedura de pata en las formas por parte de la directiva madridista. A López; un jugador que ha permanecido fiel y profesional al Real Madrid; que ha cumplido sobradamente bajo el fuego intenso de mortero que le han planteado los medios día tras día durante dos años, se le comunica que no se cuenta con él en agosto, con las plantillas de los grandes clubes ya cerradas y sin posibilidad de escuchar buenas ofertas.

No es manera de tratar así a alguien que ha sudado esa camiseta y besado ese escudo; un jugador que ha demostrado ser más madridista que muchos que van de símbolo. Sin duda Diego sabía bien en qué avispero se metía cuando fichó por el Real Madrid, pero esto no quita que se haya sido bastante injusto con el canterano.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario