martes, 25 de marzo de 2014

REAL MADRID 3 - BARÇA 4 : EL ROBO

- Así se juega al fútbol de toque -

ROBO. Díganlo así. Con sus cuatro letras. No teman quedar como forofos, ni enemigos del señorío. Lo del domingo fue un ROBO a la Liga. Y no me voy a escudar en villaratos, conspiraciones en la sombra, etc...El robo del Clásico tiene un único protagonista con nombre y apellidos: Alberto Undiano Mallenco, un personaje que decidió arreglar su cagada con el penalti mal pitado a Cristiano Ronaldo regalando dos penaltis al Barça y vendiendo al Madrid dejándolo con 10.

Hasta el 2-2 en cambio estábamos viviendo un fútbol espectacular,con mucha igualdad, grandes jugadas, goles, un ritmo trepidante y emoción. Un partido de dos grandes de la Liga jugándose los cuartos. Los madridistas horribles en defensa, pero bien en todo lo demás, especialmente unos sobrados Di María y Benzemá. 

El primer gol culé fue de chiste, el Barça bascula hacia un lado del campo dejando el otro limpio de jugadores merengues para que aproveche la entrada sólo y sin marca Andrés Iniesta. Una jugada que nos han hecho mil veces y siempre caemos. Normal. Cada año nos toca cambiar de proyecto y de entrenador. El año pasado conocíamos al rival. Conocíamos todos sus automatismos. Jugarle al Barça se convirtió en un juego de niños. Este año en cambio tocaba volver a aprender a andar. Esto aunque lo parezca no es una crítica velada a Ancelotti, pero sí a aquellos que empiezan a pedir su fulminante dimisión. 

La reacción del Madrid en cambio fue excelente. En dos zarpazos encarrilamos de nuevo el encuentro. Pero nuevamente otro error de la defensa propició el empate del Barça. Hasta aquí, fútbol. Y a partir de ahora Undiano.

Undiano que ya venía de negarnos un penalti clamoroso en el partido de ida en el Camp Nou que hubiera supuesto las tablas en el marcador, volvió a meter la pata, esta vez a favor del Real Madrid pitando un penalti fuera del area a Cr7. Sin embargo, mientras que en el Clásico del Camp Nou no vio oportuno compensarnos de manera esperpéntica, en este en cambio le entraron las prisas por arreglar el desaguisado. No era para menos. Con el 3-2, el Barça estaba fuera de la Liga. Ya se veía señalado, vestido de blanco en twitter, su nombre en todas las portadas y la llamada de Sánchez Arminio mandándolo al lugar más frío y oscuro del congelador. 

Así que aprovechando el enésimo piscinazo de Neymar, penalti y expulsión de Ramos. Solucionado. El Barça se asegura el empate y el Madrid vendido con 10 jugadores; imposible sacar un buen resultado mermados físicamente y con uno menos.

Pero el Barça no sacaba rédito de la ventaja numérica, y los ecos del penalti mal pitado a Cristiano aún le retumbaban. Así que le entraron de nuevo las prisas para compensar al Barça. Iniesta vuelve a hacer la croqueta por los suelos ¡¡penalti!! ¿y su codazo previo a Carvajal que hubiera invalidado la jugada posterior?. De eso nada vio.


Me parece injusto. Injusto que nuevamente en otro Clásico la actuación arbitral haya pesado más que el fútbol y ya ni recuerdo cuando fue la última vez que este partido no se resolviera sin el tipo del pito de por medio. Es como vivir el día de la Marmota una y otra vez. 

A día de hoy los medios unánimes: los del Madrid son unos llorones, cometieron errores, Mourinho sigue en el Bernabeu etc...Los mismos que hasta hace poco pregonaban el Villarato y el Platinato por los cuatro costados de España. Y es que el Mundial está a sólo 3 meses y nadie quiere perderse su cita con la entrevista a Xavi e Iniesta en la portada de sus panfletos. Cuán diferente hubieran sido sus opiniones de haber quedado el partido 3-2 

Pero me molesta sobretodo y de sobremanera las críticas de parte del madridismo achacando a Ancelotti la derrota. Antes del Clásico este iba a ser el año de la Décima; el equipo que contaba por victorias todos sus encuentros desde noviembre. Ahora hay que echar a Ancelotti. Impresentable. En un año que la Prensa ha optado por no echar mierda sobre nuestro míster y el proyecto, nosotros solos nos bastamos para destruirlo al primer traspiés; y más tras perder de la manera que se ha perdido este Clásico: a punta de pistola. 

Quiero ganar esta Liga (sobretodo ahora). Quiero ganar la Champions. Y quiero ganar la Copa del Rey (sin que pite Undiano, por favor). Y si no ganamos nada, pues menos pedir la dimisión del míster y el año que viene echarle más huevos.

2 comentarios:

  1. Si señor. ROBO. Con cuatro letras. Pero como ya estamos acostumbrados, no debería doler tanto, pero me indigna, otra vez, cada vez más.

    Hasta que Undiano no entró en acción, los culés sólo habían hecho lo que el Madrid les dejó y Messi pudo. No estoy de acuerdo con las críticas a Ancelotti. Cierto es que parece que hemos vuelto a viejos errores pero achacarle ninguna culpa en la derrota me parece de ignorantes. Sobre todo con la actuación arbitral.

    La liga está muy, muy dura. No se van a conformar con lo de ayer. Saben que tienen bula y van a seguir haciendo de las suyas. Ojalá me equivoque.

    Un saludo desde Todo Real Madrid.

    ResponderEliminar
  2. Buenas, he visto tu web y me ha gustado mucho. Me interesaría realizar un intercambio de enlaces con la mia, véase con un enlace a mi web es www.casas-apuestas.es o un link en cualquier articulo tuyo.
    Si te interesa puedes ponerte en contacto a este correo admin@casas-apuestas.es
    Espero tu respuesta y sobretodo que mi blog sea de tu agrado.
    Saludos

    ResponderEliminar