jueves, 27 de febrero de 2014

SCHALKE 1 - REAL MADRID 6 : CARLO VA PARA CUM LAUDE


Sí señor! Don Carlo Ancelotti está consiguiendo que muchos de nosotros (yo el primero) nos estemos comiendo nuestras dudas con patatas. Y no era para menos. Tras un inicio de temporada ramplón tirando a malo, en el que nos dejamos por el camino 7 puntos de liga respecto al primero, un record de 15 años sin perder en el Bernabeu contra el vecino colchonero, un cambio en la tendencia de victorias con el Barça con humillación  incluida en el Camp Nou, y vernos 3º en la tabla por detrás del Patético de Madrid, creer que este sería el año del Real Madrid se antojaba coto reservado para un puñado de auténticos "believers" masoquistas (casi como los que creían en la Décima con Drenthe y Gago de titulares).

Pero hete aquí que la tendencia cambió hace relativamente muy poco; yo diría que tras el reciente pinchazo en el nuevo San Mamés y retornando a la vieja idea del 4-3-3 que el bueno de Carlo trajo desde París, y que en cambio en principio no le funcionó, bien porque aún no había dado con las piezas necesarias o porque aún no se habían despertado. Con un Modric espectacular (el mejor centrocampista del mundo ahora mismo), un Di María rescatado para la causa de interior zurdo (su posición natural), y una BBC (con "B" de Gato y de "hernia") demoledora. El Madrid es lider en Liga, finalista en Copa, y en Champions nos regaló un "aquí estoy yo" en toda regla.

Los ventajistas antimourinhistas se acuerdan ahora de Mou (antes callaban cuando el Madrid iba 3º en Liga). Personalmente creo que parte del mérito de ver al Madrid a este gran nivel es gracias a él y al gran cambio de actitud que introdujo en el Club. Si no es por Mou ayer hubieramos tratado de pasar de 8º jugando con personajes como Canales, o Pedro León, dirigidos por un Valdano dejándo claro en el vestuario quien es "superclase" y quien chusma, tirando la Copa de manera lamentable, y quizás sin saber lo que es ganar un título o  estar entre los 4 mejores de Europa. Creo firmemente que el Madrid que hubiera recogido Carlo de no haber pasado antes por las manos del técnico portugués hubiera sido una versión madridista mucho más lamentable. 

Ahora bien, a la hora de gestionar el vestuario, Carlo ha dado una soberana lección a Mou (con permiso de los Medios y del "Capo" Casillas, eso sí). Del infructuoso "el que no esté conmigo no cuenta para mí" que sólo le reportaba enemigos dentro del vestuario a José Mourinho, hemos pasado a la buena "mano izquierda" de Ancelotti. A través de rotaciones, de mandar mensajes como "el jugador x es importantísimo para el equipo" cuando más cuestionado se encontraba dicho futbolista, la manera "torera" de capear las polémicas, y de buscar siempre un sitio a cada jugador, ha hecho que toda la plantilla esté a muerte con el proyecto. Y eso se ha notado, por poner un ejemplo, en el denostado Di María o el canterano Jesé, e incluso en un Isco que acabó fuera de las quinielas a las primeras de cambio.

Por todo ello, Carlo Ancelotti v camino de graduarse con honores como gran técnico madridista; ese "rara avis" que muy pocas veces se da en la historia del Madrid: un entrenador en quién creer, sin estar permanentemente discutido ni bajo la espada de Damocles que supone el resultadismo.


3 comentarios:

  1. No vi humillación en el Camp Nou, tampoco carguemos las tintas. Fue un partido que se pudo ganar, empatar y perder y con sus aliados, ya se sabe, se perdió.

    En lo demás muy de acuerdo en casi todo, aunque creo que no es tanta la influencia de Mou en este equipo, pero si incuestionable que su huella pervive en su mejor legado: la competitividad máxima. Hoy por hoy Carlo está donde estaba Mou hace dos años (el año pasado los"líderes" del vestuario decidieron tomarse la temporada de Liga sabática) y casi nadie creíamos que sería así.

    Carlo está demostrando que hay más caminos que los que Mou nos enseñó y eso nos puede hacer llevar a preguntarnos sobre algunos axiomas que entendíamos como irrefutables verdades de Mou y hoy puede que no lo fueran tanto.

    Pero esto no es ninguna deserción del mourinhismo, ni mucho menos. Sigo creyendo que fue uno de los mejores entrenadores de la historia blanca y el mejor entrenador de la actualidad. Pero también habría que decir que muchos (yo no) ningunearon a Ancelotti como entrenador y hoy se tienen que comer con patatas sus comentarios. Que a cualquiera le puede pasar, ojo.

    Cuando llegó al Madrid, en el frontispicio de Todo Real Madrid puse: "Más carlista que Zumalacárregui" Y así sigo.
    Un saludo crack.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego en esto de confiar en el equipo y en el proyecto nos has dado una soberana lección, Blanco Doble. Personalmente he tenido que comerme mis palabras con patatas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Ya está aquí el tan ansiado 4º capítulo de @UPP_LaSerie! Risas, aventuras, personajes nuevos y temazos!

    https://www.youtube.com/watch?v=Zi4zOkujBwk

    ResponderEliminar