viernes, 31 de mayo de 2013

VUELTA AL CIRCO EN EL BERNABEU

"Sangre joven para el Rock&Roll"

Haciendo memoria,a mi juicio en los últimos 10 años el Real Madrid sólo ha disfrutado de dos proyectos deportivos serios, alejado de lo estético y centrados en lo que de verdad nos importa: el fútbol. El primero fue el del tandem Calderón-Schuster. En aquella primera temporada el Club se alejó de la política de "los Galácticos" y se centó en jugadores jóvenes, prometedores y trabajadores. Jugadores "obreros" en lugar de estrellas. Pese a caer en 8º y volver a tirar la copa, aquel equipo prometía con su fútbol alegre, eléctrico que nos hizo campeones de una Liga para el recuerdo: pasillo culé y 18 puntos de ventaja sobre los segundos.

Sin embargo duró poco. Sólo un año. Duró lo que tardó Van Nistlerooy en lesionarse y perder sus goles para siempre; lo que Guti en mostrarle a Sneijder las maravillas de la noche madrileña; lo que Calderón tardó en desoír las recomendaciones sobre fichajes de su míster en pos de unir a su presidencia un fichaje galáctico que nunca se consumó; lo que tardó Raúl en hacerle la cama a Schuster por pensar para su puesto en un joven y prometedor David Villa; y por supuesto, lo que tardó la prensa en machacar, triturar y coaccionar con sus habituales técnicas mafiosas a todo un club para cargarse a Calderón, Pedja Mijatovic y el propio Schuster. 

El segundo, como no podía ser otro, estos tres años de Mourinho. Recogió un equipo en decadencia y lo convirtió en un equipo competitivo que luchaba por todos los títulos. Se cargó a todos los intermediarios; los Valdano, Pedros Leones y Toriles de la vida, se echó el equipo a la espalda y primó siempre lo deportivo a la imagen y a los intentos de dirigir el equipo tanto desde dentro como desde fuera. 

Mou finalmente acabó desquiciado luchando en solitario en contra del chantaje de los medios como de los "símbolos" de su vestuario sin que nadie en el Club moviera un dedo por defenderle. Hoy los madridistas que le critican y deseaban ansiosos su marcha al son de los pueriles argumentos de los medios, pedirán su regreso cuando vuelvan a ver a su equipo cayendo en 8º en Champions, tirando la Copa contra un segunda b, o aferrándose al clavo ardiendo de una Liga casi perdida en Enero. 

El resto de temporadas el Madrid era como un Circo, en el que primaba la imagen, las caras conocidas, los fichajes apabullantes y el humo de purpurina, mientras lo deportivo es un auténtico desastre, con escándalos diarios, derrotas dolorosas y la sensación de crisis constante. 

A ese circo se asoma de nuevo el Real Madrid. Primero con la presencia de Zidane como director deportivo. La Prensa entre crítica/insulto a Mou y crítica/insulto a Mou no ha parado de girar entorno al argumento de que "un solo hombre no puede tener tanto poder". Es decir, que el entrenador no puede tener una decisión propia sobre la alineación, las altas, las bajas de su propio equipo. Es mucho más práctico para los medios tener un Director Deportivo en el que influir en el caso de que el míster no sea tan "comprensible" con sus sugerencias a costa de pedir su cabeza. 

Segundo con la candidatura de Ancelotti como míster (nuevamente, el entrenador que quiere los Medios). Dicen que es el "Del Bosque" italiano", pero yo le veo más como otro Vanderlei Luxemburgo vende humo de quita y pon cuyo producto está más que agotado, caduco pero "sensible" a las pretensiones externas. 

Pero preocupante  es escuchar a Florentino en las múltiples entrevistas que ha llevado a cabo en todos los programas deportivos de radio (siempre para justificar por qué prescinde del técnico de turno, nunca para dar la cara por él) decir que quiere que el "proyecto" gire en torno a Cristiano Ronaldo, es decir, jugadores siempre por encima del cuerpo técnico. Esta postura solo nos ha llevado al mismo sitio. Al desastre. 

Venimos de ver a un Madrid competitivo, majestuoso, el que piensa que el "señorío es morir en el campo", y nos asomamos de nuevo al circo que llevamos conociendo desde la quiebra de los Galácticos. 

martes, 21 de mayo de 2013

EL PRESIDENTE PUSILÁNIME

- Oh! Dioses coléricos de los medios. Os entrego la cabeza de Mou en sacrificio para paliar vuestra ira
- ¡No es suficientee! ahora queremos la cabeza de todos los portugueses...y la de Modric por mirar mal a Casillas...y la de Ancelotti...¡Si! trae a Ancelotti para que podamos pedir también su cabezaaaa!


Ayer Florentino asistió a los Medios para consumar su segundo fracaso en 4 años. Un fracaso no contabilizable por los títulos conseguidos, tal y como se empeñan algunos en calificar esta última etapa de Mourinho. Difícilmente llegan los títulos cuando el jefe de tu proyecto, el entrenador, está constantemente puesto en duda tanto por los Medios y se mantiene al vestuario dividido, con la espada de Damokles pendiendo sobre su cabeza de manera permanente. El fracaso de Mourinho, como el de Pellegrini se contabiliza por lo prematuro de su marcha; por el carpetazo a su carrera antes de acabar contrato, mucho antes incluso de poder aspirar a alcanzar sus objetivos. Y todo por la "presión" tal y como declaró el débil, blando y cobarde Presidente madridista.

Francamente, en su momento pensé que dentro de lo malo, una de las cosas positivas que iba tener el hecho de que Florentino se asegurara prácticamente la poltrona madridista para los próximos 4 años, manipulando los criterios para acceder como candidato a la presidencia, es que al bueno del Floren por fin le iban a crecer pelos en los huevos. Sin nada que perder,pensé que por fin se enfrentaría a esos insaciables dioses coléricos ansiosos de sacrificios, cabezas rodando y sangre derramada que son los Medios para decirles :- "¡hasta aquí habéis llegado!No vais a tirar por tierra otro proyecto madridista. Y al que no le guste se queda sin asiento en el Bernabeu".

En vez de eso, tengo la sensación de que lo que se ha blindado en el cargo de Presidente es un pusilánime; capaz de inmolar deportivamente al club una y otra vez con tal de no enfrentarse a la ira de sus caprichosos dioses mediáticos. Más nos valdría tener de presidente a un mono con un cartucho de dinamita sentado en el  palco.

Florentino sigue cayendo en los mismos errores una y otra vez. ¡Y ya van 10 años!. En primer lugar creer que la solución a todo pasa por sacrificar al entrenador de turno y pensar que el siguiente sí será capaz de enderezar el rumbo del Real Madrid y redimir los errores pasados. Así realmente cree que Ancelotti será "el Pacificador" tal como apuntilla Marca en contraposición al "Agitador" Mourinho; de la misma manera que que pretendió solucionar el error de contar con el "blando e inexperto" Pellegrini fichando al "duro y eficaz" Mourinho. Realmente no se da cuenta que en realidad no hace sino caer en la trampa que los medios ponen una y otra vez para él.

El segundo error es no darse cuenta que, detrás de cada campaña contra el míster de turno en realidad es SU CABEZA la que esperan ver rodar. Detrás del fin de Mourinho se buscaba un golpe que, bien hiciera salir a Florentino de la poltrona, bien le hiciera tambalearse y doblarse a las exigencias de los medios.Parece que lo primero no va a ocurrir, pero solo esperen a los próximos meses: tendremos a Ancelotti, nuevo, inútil pero agradecido director deportivo con el medio que le ha puesto en el cargo, a Bale, a Neymar, a  Toril, absolutamente TODO LO QUE PIDAN LOS MEDIOS, como en los viejos tiempos de la era posgaláctica.

Y es que ahí está el tercer error que comete Florentino: pensar que contentando a la Prensa va a ganarse su favor. El Barça ha sido mucho más hábil en ese sentido: con la excusa de los "Campeonísimos" ha conseguido que todos los Medios bailen al son que ellos dictan. Ha logrado colar a ultras culés (véase Jose Joaquín Brotons o Emilio Pérez Rozas en el Partido de las 12)en tertulias y espacios deportivos; que toda la información gire en torno a la actualidad culé de forma beneplácita, e incluso que supuestos pro madridistas como Manolo Lama o Tomas Guach hablen pestes del Club que les ha dado de comer durante toda su carrera como periodistas. Todo ello porque si no, no hay cita con los "Campeonísimos". Así mientras hoy Tito es un dios del fútbol pese a ganar una liga de rebote sin haber conseguido vencer un solo encuentro  al Real Madrid(ni en liga, ni en Copa, ni en Supercopa), amén de caer humillado por 7-0 contra el Bayern Munich, se esté en cambio hablkando de "fracaso" del Real Madrid.

Pero el Presidente pusilánime seguirá sin darse cuenta, y continuará sacrificando y alimentando a los dioses coléricos esperando con ello aplacar su ira.

domingo, 19 de mayo de 2013

LA FINAL SOÑADA POR TODOS


Puede parecer contradictorio, pero en mi opinión el resultado de la pasada final de Copa era el que todo el mundo deseaba. Empezando por Iker Casillas, cuyo madridismo pasa por sus intereses y la de sus amigos de la prensa palmera. Por si quedaban pocas dudas de su matrimonio con los medios y su falta de escrúpulos para utilizar esta alianza para sus propios fines a costa del Real Madrid, se fue a comer con parte del equipo al margen del cuerpo técnico, en plan "conjura del Txistu" que popularizara otro gran cacique blanco, Raúl  Gonzalez Blanco, y orgulloso de él hasta filtró la foto a los medios:


El fin de este proyecto supone una vuelta a su indiscutibilidad impuesta y sus privilegios para él y para su novia.

También para los propios medios, deseosos de acabar con Mourinho a costa de llevarse por delante nuevamente otro proyecto madridista. Mou, ese tipo que tenía demasiado poder en el club, más que la propia prensa acostumbrada a andar en zapatillas de andar por casa por el Bernabeu, y hacer y deshacer lo que les plazca. Demasiado poder para un hombre que no les baila el agua como sí hacía Iker o el bien pagado Valdano.

Más sangrante es el madridismo pipero. Ellos deseaban con todo su corazón ver caer al Madrid contra su eterno rival en una final copera, para justificar así lo "malo que es Mourinho" y sus pitos.

Y como no, el antimadridismo, que ya nos se esconde ni en los sectores supuestamente imparciales y mesurados como en Televisión Española. Todos ellos soñaban con algo así. Después de suspirar aliviados cada eliminación en semifinales de Champions y ver al Madrid quitarle al Barça de la "Historia" una Copa del Rey, una Liga, una Supercopa y hasta humillarles en su estadio; después de tres años pueden soltar su bilis y decir que Mourinho ha fracasado.

¿Y quienes quedamos a los que esta final de Copa nos ha supuesto un palo? pues nosotros, los "ultras mourinhistas". Ya no solo por perderla ante el Atlético en nuestro estadio, sino por el preocupante devenir del club. El mourinhismo no es tanto la defensa férrea de un personaje como Mourinho, sino de una idea de gestión deportiva del Club, alejado del cachondeo vivido los últimos 20 años. En este tiempo, son 19 los entrenadores los que han pasado por el Estadio con resultados dispares, pero casi todos ellos víctimas del cortoplacismo, del resultado inmediato y del juicio permanente a su capacidad partido a partido. Y con cada destitución vemos como el Real Madrid se desangra hasta su inminente muerte.

Por una vez, vimos que se podían hacer las cosas diferentes en el Real Madrid. Un entrenador indiscutible dueño totalmente de su equipo y con capacidad para desarrollar su proyecto durante varios años al margen de los resultados, la opinión de los medios y las vacas sagradas. Un Ferguson, un Wenger para el Madrid. Que ese entrenador se llame "Mourinho" era lo de menos, pero dio la casualidad que el de Setubal encajaba a la perfección con dicha idea.

Ahora que ni Mou ha podido con la agobiante presión del entorno que rodea el Club, la sensación es desoladora. El Madrid es un barco ingobernable. Una suerte de camarote de los hermanos Marx. La candidatura de Ancelotti para suplir al portugués nace muerta. Como todas. El ex milanista no viene bajo una dirección o proyecto. Viene...sólo porque lo pide los medios; como excusa para echar a Mou. Y en tan sólo unos meses arderá en la misma pira que han ardido todos.

sábado, 4 de mayo de 2013

POR ESTO QUIEREN FUERA A MOURINHO



Al margen de esos periodistas que han dejado de esconder su forofismo culé y su antimadridismo con la excusa de estar defendiendo a "los campeones del mundo y de Europa", de los molestos por haber apartado del equipo y del club a algunos infiltrados de la prensa, o los palmeros habituales de símbolos del Madrid y de España, está el negocio que tienen montado los medios con cada catástrofe merengue. 

La marcha de Mourinho no se hará así sin más, como por ejemplo ocurre en otros equipos como el Sevilla o el Valencia, donde la cabeza del entrenador es la que se cae, pero el proyecto continúa. No. La marcha de Mou supone tirar nuevamente el actual proyecto deportivo,entrar en la dinámica de las operaciones salida abultadas, fichajes, nombres expectativas y otro derroche de dinero drenándose por el sumidero del Bernabeu. Y portadas...muchas portadas, ventas y máxima audiencia  de los mentideros  habituales. Su beneficio es nuestra desgracia. La lista sacada ayer en rueda de prensa por José Mourinho podrá tildarse de prepotente, hipócrita, soberbia...pero refleja una realidad esquiva. 18 entrenadores, 20 años y sólo 5 semifinales de Champions. Una tendencia de exigencia suicida que nos está condenando poco a poco a la quiebra.

La elección de Mourinho por los medios para suplir a Pellegrini no fue casual, como tampoco ahora con Ancelotti. La fama de marrullero, de macarra y de amante del antifutbol que arrastraba Mou era perfecto para dilapidar otro proyecto multimillonario y hacer caja con las portadas. Pero se encontraron con el apoyo incondicional de los seguidores y de la Directiva. 3 años de desgaste acoso y derribo continuo a la espera del punto de inflexión en el que estos últimos comulguen con los intereses de la Prensa. Por fin lo han conseguido, y ahora toca volver a hacer caja con nuestra desgracia. 

Decía que la elección de Ancelotti para suceder a Mou tampoco es casual. Un entrenador que practica un fútbol tedioso, aburrido, amante del catenaccio tal y como vimos en Milán, Man City y ahora PSG, pero sobretodo un hombre con el que los medios no van a encontrar el mismo apoyo incondicional de la afición y de la directiva al primer pinchazo sonado u objetivo no cumplido. Perfecto para volver a cubrirnos de primeras planas con nombres para sustituirle al final del próximo año, salidas y fichajes abultados. Y así temporada tras temporada hasta chuparnos la última gota de sangre.

La Santa Inquisición no para de repetirnos que la marcha de Mourinho será bueno para el Madrid. ¡Mentira!. Es bueno para ellos, como lo fue en su momento la marcha de Pellegrini, y antes, de 16 entrenadores más. Lo vivido estas 3 temporadas es la mejor versión del Real Madrid en los últimos 10 años. Lo que venga después es la vuelta al Madrid del 2-6, pero esta vez contra un eterno rival mediocre y en plena decadencia.  

acuarios
camaras frigorificas
cartuchos 3ds xl
centralita
detectives barcelona
fotocopiadora
Maletas
maquinaria obras publicas
tasacion de coches

miércoles, 1 de mayo de 2013

ÉPICO



Los que no creíamos que la remontada fuera posible, sólo le pedíamos una cosa al equipo: Morir en el campo. Y así fue. Los nuestros, apoyados por esa afición,generalmente expectante, fría distante y pipera,pero ayer volcada con los suyos en absoluta comunión con su equipo, murieron en el campo y apunto estuvieron de culminar la machada en 10 últimos minutos épicos.

El Real Madrid finalmente acabó estrellándose contra el muro del Borussia, en otra gran lección alemana de físico, táctica y presión a la salida del balón. Si no fuera porque la Prensa se lo merendaría a las tres semanas o al primer pinchazo en pretemporada, le entregaría este equipo a Jurgen Klopp, junto a tres añitos de confianza absoluta.

Porque desgraciadamente Mourinho se va. O mejor dicho. Le echan. Convirtiéndose así en el enésimo entrenador blanco al que los medios arrojan a los caballos con independencia de sus resultados. Desde que Howard Webb pitara anoche el final del partido la "Santa Inquisición" no ha tardado un segundo en regocijarse del fracaso del portugués.

Se va, dicen, con un "pobre" badaje. Una liga, una Copa del Rey (posiblemente dos) y una Supercopa de España en tres años. Tan "pobre" como la escasez de miras de sus detractores teniendo en cuenta de donde veníamos: del 6-2, de caer en 8º de Champions año tras año, de no ser cabeza de serie de celebrar las derrotas contra el barça por un solo gol o de hacer el ridículo contra el Alcorcón. Y como nos deja: 4 títulos en tres años, semifinalistas por tercer año consecutivo , siendo de nuevo el "coco" de nuestros rivales, y todo ello bajo la más absoluto "buying" tanto externo por parte de los medios, como interno por caciques encarnados en "símbolos" del Real Madrid, y algún que otro buitre argentino que continúa revoloteando el Bernabeu en busca de carnaza.  

¿El futuro? nuevamente incierto. Lo más próximo es esa consecución de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid. Después elecciones, que ya advierto desde aquí que Florentino Pérez no debería presentarse. El "fracaso" de Mou ha sido su fracaso; doble fracaso, si incluimos el año de Pellegrini. El Real Madrid necesita sangre nueva, nuevas ideas y una regeneración de sus desgastadas arterias. Renovarse o morir. Y Florentino sólo nos ofrece la muerte, lenta y paulatina, como el de un enorme elefante al que ya solo le acompaña la gloria pasada, pero al que únicamente le queda acostarse y morir.

Pero eso es otra historia que será contada en otro momento. Hoy toca levantarse y aplaudir al Real Madrid por regalarnos la épica vivida anoche