lunes, 4 de noviembre de 2013

TODO ATADO Y BIEN ATADO




"Todo cobrará sentido cuando el Madrid prescinda de Mourinho"- , decían. - "Volverá el Madrid del buen juego, de los valores, de la españolización; ese Madrid que se ganaba el respeto del rival, era aplaudido fuera del Bernabeu en lugar de abucheado y deslumbraba en Europa y al mundo entero. Ahora no lo vemos porque estamos mourinhizados. Pero una vez que se haya ido Mourinho todo madridista verá la diferencia y descubrirá que ha vivido engañado por las sucias artes del portugües...".

Pues bien, habiendo pasado más que de sobra los 100 días de cortesía antes de juzgar la capacidad de un equipo y un proyecto, e incluso un Derbi y un clásico. Podemos decir que nos han vuelto a timar pero bien. Ni rastro de ese juego espectacular que vaticinaban los santos apostólicos de la Prensa. Nos siguen pitando y llamando ladrones en todos los campos que pisamos (y ya hasta en el Bernabeu), y de la famosa españolización y apuesta por la cantera a la que se "oponía" Mou, se ha quedado en un absurdo intercambio de cromos que en lugar de mejorar al equipo, ha sustituido a válidos jugadores, por su equivalente mediocre

Nos han tangado y nosotros hemos caído como bobos. Bueno..."nosotros".Más bien  todos menos los "mourinhizados"; los que ya advertíamos en su momento que echándo a Mourinho nos estábamos haciendo el hala kiri, que detrás de tanta mourinhitis no había sino periodistas descontentos porque se habían quedado sin su casi divino derecho de pernada en Concha Espina, en coalicción con jugadores cansados de que les digan qué deben comer y algún que otro símbolo madridista enfadado por no poder subir a su novia y amigos al avión del equipo.

El Madrid hoy es un equipo mediocre que ha perdido el juego, la ambición y el espíritu guerrero de antaño. Ha desperdiciado su antaño eterna racha de victorias contra el Atlético de Madrid y tirado por tierra su ventaja psicológica contra el Barça. Hoy en cambio sufre contra un Rayo colista, y como en los viejos tiempos del galactismo más decadente, vuelve a mandar marinero mientras el capitán solo está para atender a los medios y posar con el equipo.

En varias ocasiones he exculpado a Ancelotti del actual rumbo merengue al obstracismo y la involución. No es más que un heredero y víctima a su vez de las guerra antimourinhista; un entrenador que ha venido para hacer todo lo contrario a lo que Mourinho hacía bajo la amenaza de correr su misma suerte: no poner impedimentos a los medios ni cuestionar vacas sagradas. Y lo está haciendo muy bien. La prueba está en que  un diario como Marca, cuya fama de triturar místers madridistas le precede hasta el punto de ser su seña de identidad, publicaba en portada un infame "Keep calm este Madrid funcionará" tras el descalabro en el Camp Nou, cuando años atrás por el 2009 en la mismas fechas pedía un clamoroso "Pellegrini veta ya" siendo el Madrid lider de la liga.

Carlo no se está revelando como ese entrenador "que de verdad necesitaba el Madrid" (ese era al que hemos echado) sino como otro míster de -eterna- transición hacia la verdadera catarsis entre el público pipero y la prensa que lows medios llevan buscando temporada tras temporada: el momento orgasmo-onanístico en el que alguien de la casa, conocedor de los valores y del "buen gusto" del Bernabeu vuelva cual héroe de guerra de su retiro para coger el rumbo de este Real Madrid condenado a la deriva: ese "Cholo" blanco o ese Pep merengue  que bien puede ser la vuelta de Vicente Del Bosque, Benitez, Zidane, Toril o incluso - ojo - Raul, bien bautizado con otro puñado de fichajes que vuelvan a poner en jaque las arcas del Club y vendan portadas como churros, que es para lo que al final ha quedado este Real Madrid.

Y mientras ese día llegue (seguramente el próximo año), se ha conseguido salvaguardar al "bloque de los campeonísimos del mundo". Es decir al Barça. Al club culé le ha venido de perlas haberse quitado de en medio a un rival que les era molesto como era el Real Madrid, y a muchos juntaletras les preocupaba que el hecho de que el Madrid sin compartir la filosofía de la Roja cada vez les costara  menos ganar a los blaugrana, acabara dinamitando las opciones de la Selección española de llevarse otro mundial. Y de rebote se ha visto beneficiado el Atleti, el otro equipo protegido de los Medios  Al final aquí han ganado todos...menos el Real Madrid; el equipo cuya marcha de Mourinho iba a devolverlo a los tiempos  de Di Stefano y la Quinta del Buitre.

Todo ha quedado atado y bien atado...

1 comentario: