domingo, 19 de mayo de 2013

LA FINAL SOÑADA POR TODOS


Puede parecer contradictorio, pero en mi opinión el resultado de la pasada final de Copa era el que todo el mundo deseaba. Empezando por Iker Casillas, cuyo madridismo pasa por sus intereses y la de sus amigos de la prensa palmera. Por si quedaban pocas dudas de su matrimonio con los medios y su falta de escrúpulos para utilizar esta alianza para sus propios fines a costa del Real Madrid, se fue a comer con parte del equipo al margen del cuerpo técnico, en plan "conjura del Txistu" que popularizara otro gran cacique blanco, Raúl  Gonzalez Blanco, y orgulloso de él hasta filtró la foto a los medios:


El fin de este proyecto supone una vuelta a su indiscutibilidad impuesta y sus privilegios para él y para su novia.

También para los propios medios, deseosos de acabar con Mourinho a costa de llevarse por delante nuevamente otro proyecto madridista. Mou, ese tipo que tenía demasiado poder en el club, más que la propia prensa acostumbrada a andar en zapatillas de andar por casa por el Bernabeu, y hacer y deshacer lo que les plazca. Demasiado poder para un hombre que no les baila el agua como sí hacía Iker o el bien pagado Valdano.

Más sangrante es el madridismo pipero. Ellos deseaban con todo su corazón ver caer al Madrid contra su eterno rival en una final copera, para justificar así lo "malo que es Mourinho" y sus pitos.

Y como no, el antimadridismo, que ya nos se esconde ni en los sectores supuestamente imparciales y mesurados como en Televisión Española. Todos ellos soñaban con algo así. Después de suspirar aliviados cada eliminación en semifinales de Champions y ver al Madrid quitarle al Barça de la "Historia" una Copa del Rey, una Liga, una Supercopa y hasta humillarles en su estadio; después de tres años pueden soltar su bilis y decir que Mourinho ha fracasado.

¿Y quienes quedamos a los que esta final de Copa nos ha supuesto un palo? pues nosotros, los "ultras mourinhistas". Ya no solo por perderla ante el Atlético en nuestro estadio, sino por el preocupante devenir del club. El mourinhismo no es tanto la defensa férrea de un personaje como Mourinho, sino de una idea de gestión deportiva del Club, alejado del cachondeo vivido los últimos 20 años. En este tiempo, son 19 los entrenadores los que han pasado por el Estadio con resultados dispares, pero casi todos ellos víctimas del cortoplacismo, del resultado inmediato y del juicio permanente a su capacidad partido a partido. Y con cada destitución vemos como el Real Madrid se desangra hasta su inminente muerte.

Por una vez, vimos que se podían hacer las cosas diferentes en el Real Madrid. Un entrenador indiscutible dueño totalmente de su equipo y con capacidad para desarrollar su proyecto durante varios años al margen de los resultados, la opinión de los medios y las vacas sagradas. Un Ferguson, un Wenger para el Madrid. Que ese entrenador se llame "Mourinho" era lo de menos, pero dio la casualidad que el de Setubal encajaba a la perfección con dicha idea.

Ahora que ni Mou ha podido con la agobiante presión del entorno que rodea el Club, la sensación es desoladora. El Madrid es un barco ingobernable. Una suerte de camarote de los hermanos Marx. La candidatura de Ancelotti para suplir al portugués nace muerta. Como todas. El ex milanista no viene bajo una dirección o proyecto. Viene...sólo porque lo pide los medios; como excusa para echar a Mou. Y en tan sólo unos meses arderá en la misma pira que han ardido todos.

1 comentario:

  1. Eres un tardo fascista irredento, tarado y ultra ;)

    Parece ser que si, que al entierro sólo le falta el muerto, al que por cierto noto demasiadas prisas por enterrarlo, ¿será que creen en la resurrección?

    El problema último y primigenio a la vez es que el club vuelve a quedar en manos de un presidente títere del vestuario, un capo ahíto de prebendas y una prensa que ahora sí que se va a creer con el derecho de mangonear a sus anchas.

    Y la mayoría de madridistas tan contentos................ ¡¡ Que le vamos a hacer !! Yo seguiré, modestamente, defendiendo el modelo actual de club.

    Un saludo desde Todo Real Madrid

    ResponderEliminar