domingo, 23 de diciembre de 2012

J18 - MÁLAGA 3 - REAL MADRID 2: "LOS HUEVOS DE MOU"

Es tal mi indignación tras el partido de ayer que estuve meditando si escribir o no esta crónica. ¡Que coño! por pensar hasta se me pasó por la cabeza mandar a la mierda este blog. Escribir hoy en día sobre el Real Madrid no es escribir sobre fútbol .Sino sobre como una panda de niñatos malcriados plantean cada temporada su peculiar pulso al técnico de turno, ya sea por estar molestos con las concentraciones,por exigirles constantemente que lo den todo, o simplemente por ponerles en su sitio, hasta escenificar la auténtica farsa que vivimos ayer. O como la prensa de este país entona el "que hay de lo mio" y  levanta infames campañas contra el pobre diablo que se siente en el banquillo blanco hasta convertir la nave merengue en un monstruoso barco ingobernable devorador de proyectos.

Anoche lo de menos fue el resultado, sino ver a 22 actores escenificando una obra de teatro. El partido madridista fue como ver a un jugador forzando una tarjeta en el saque de banda o de falta, para borrarse del próximo encuentro. Solo que en este caso la farsa duró 90 minutos y a quien quieren borrar es a Mourinho. ¡Y como no! en el centro de este aunténtico golpe palaciego, nuestro capitán Iker Casillas, ayer recordando a otro gran embaucador, Raúl, con sus gestos desde el banquillo. Fingiendo de cara ser el más comprometido de todos , mientras por la espalda orquesta toda esta pantomina vivida anoche entre cenas en el Txistu.

Como dije, es tal mi cabreo que medité seriamente escribir esta crónica.Y definitivamente no lo voy a hacer. En lugar de ello os dejo con este artículo de Julian Ruiz para el diario El Mundo, que expresa mejor lo vivido anoche (gracias al blog Real Zidane por el aporte)  


LOS HUEVOS DE MOU (por Julián Ruiz)

Los huevos de Mou al dejar a Casillas en el banquillo se los frieron con patatas a lo Lucio, el corralito de los 'campeones' del mundo. Con Sergio Ramos como líder en el campo, seguido por ArbeloaXabi Alonso y Di María, los "listos" del clan del campeón del mundo. Justo los mismos a los que tuvieron que quitar los huevos de Mou, porque estaba harto de ellos.
Sergio Ramos, ante Sergio Sánchez. | Afp











Sergio Ramos hizo todo lo que pudo para que le sacaran las dos tarjetas y la roja definitiva. Xabi Alonso era una máquina de generar juego para el Málaga. Di María es falso hasta cuando puede meter un gol y lo desperdicia. Y, finalmente, Arbeloa está tan malo que hasta Callejón, cojo, supera la nota. Los jugadores ya tiene a Mourinho metido en la cazuela hirviente, como vulgares caníbales. 
¿Panorama? Panorama para matar a Mourinho, como en la película de James Bond. Todo es como un sainete de los Quintero, desplazado a Málaga. Un equipo como el Málaga, que es una entelequia, intervenido por la UEFA, con un jeque que no es jeque ni es nada porque encima no suelta un dirham. Como si fuera una increíble pesadilla, un robo sentimental para los pobres malagueños, con un ingeniero de técnico que es un desastre, con un equipo mal colocado, horrible físicamente, con una panda de jugadores viejos. Que tuvo más suerte que un torero al aprovechar el golpe de estado en el equipo blanco. En fín, algo tan esperpéntico como grotesco. El teatro de lo absurdo. 
Es el Real Madrid de un blando Florentino Pérez el que ha provocado las histeria del equipo. Pero es ley de vida en ese club. Santiago Bernabéu no pudo con Di Stéfano, que echaba a los entrenadores que no le caían bien y Bernabéu tuvo que echarlo. Con el poder, con el talante de Muñoz, pasaron años de bonanza, pero luego llegó Hierro, que se cargaba lo que quería. Lo tuvo que echar Florentino, pero no sabía que caía como rehén de un nuevo cacique fáctico del vestuario. Era Raúl. Mourinho lo sabía y obligó a Pérez a que lo mandara a Alemania. Pero lo que no podían ni intuir,  ni pensar, es que Raúl dejaba descendiente como rey del vestuario. Ya había ejercido de virrey. Naturalmente, el nuevo cacique, era el nuevo dictador en el vestuario: Casillas. Mou tiene muchos huevos, pero se lo van a comer, posiblemente, con patatas. Aunque me gusta de Mourinho que prefiera morir matando, no de rodillas como Del Bosque
Pero es que lo que quiere la "santa inquisición" de los periodistas, los jugadores como cómplices, no lo quiere la mayoría de los madridistas. No  quieren ver a Mourinho como hombre muerto. Y eso sí que es un grave problema. Una crisis de estado. Los madridistas ya han vivido muchos años de penuria cuando han puesto un técnico títere en mano de los jugadores
La "santa inquisición" ya le dio la extremaunción, pero ahora ya es un sacrílego: ha quitado a Casillas. Anatema, excomunión. La excusa perfecta para llevarlo a la hoguera. Son auténticas fieras ante su presa herida. Florentino Pérez, como el César Tiberio, echará a Mourinho a los leones, en el circo madridista, pero lo que no debe sospechar es que luego, como aCalígula, le puede matar su supuesta propia guardia pretoriana, con la que se cree protegido, con Casillas y Sergio Ramos, indigentes futbolísticos de primer orden. El Madrid acabará irremediablemente como otra república bananera, al estilo de Ramón Calderón. La "santa inquisición" siempre necesita pecadores para la hoguera.

3 comentarios:

  1. El equipo no funciona y pasa algo seguro ... pero mas que nunca con nuestro REAL,HALA MADRID Y FORZA BENFICA SIEMPRE FIELES,
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Si el Madrid ha perdido 16 puntos, el Barça también lo puede hacer... FELIZ NAVIDAD!! http://elblogdebruno1.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. The Idol, hombre, no creo que la situación dé para que dejes de escribir tu blog y nos prives de tus siempre acertados puntos de vista. Ánimo, que somos el Real Madrid y que de mucho, muchísimo peores que éstas hemos salido triunfantes.

    Hay un movimiento llamado Primavera Blanca, aludiendo a que en esa estación el Madrid florece con títulos. Ésta no va a ser una excepción, ya lo verás. Temo mucho el febrero mortal que se nos anticipa, pero si los jugadores dejan de hacer el tonto y ven que tienen mucho que perder, harán de este equipo lo que es: un campeón.

    Sobre Casillas, ayer oí sus declaraciones y perfecto. Ahora sólo le queda hacer lo que dijo para que esto vaya miel sobre hojuelas. Tener capitanes que quieran mandar más que el entrenador, y que el presidente si llega la ocasión, ya lo hemos vivido muchas veces, pero un entrenador tan arropado como éste, pocas, por lo que sólo queda ser optimistas.

    Un saludo desde Todo Real Madrid

    ResponderEliminar