martes, 27 de noviembre de 2012

MOURINHO COMO PELLEGRINI HACE 4 AÑOS


Yo fui de los pocos que aún defendían a Pellegrini en su etapa como míster del Real Madrid, incluso después de que ya no le defendiera nadie. Ahí está el archivo de este blog para comprobarlo. Incluso hoy en día me indigna de sobremanera ver a la misma prensa que le trituró sin piedad desde el minuto 1, ahora alabarle como técnico por su gran labor en el  Málaga. El no haber sido capaz de alcanzar unos objetivos mínimos con el equipo blanco al final de temporada, siendo un mero "record de puntos " como segundos de la Liga lo único a lo que podía agarrarse "el ingeniero", fue lo que a la postre acabó crucificándolo frente al aficionado. Sin embargo, detrás de su marcha hubo toda una estrategia calculada de los medios con el fin de echarle del Bernabeu. Una estrategia que hoy ya se nos ha olvidado, pero que en su momento todo el madrididismo se reveló contra ella, entendiendo que obedecía al capricho airado de los medios cuyo único fin era  condenar  nuevamente al club a la contraproducente y autodestructiva dinámica que venía definiéndolo desde la marcha de Vicente del Bosque.

El madridismo entendió que cambiar de proyecto y de míster cada año no llevaba a nada. Que era necesario confiar en un entrenador, darle ese poder de decisión sobre su plantilla que no tuvieron sus predecesores, confianza y sobretodo tiempo más allá del resultadismo inmediato, para llevar adelante un proyecto deportivo. Esa convicción se puso de manifiesto con el contundente apoyo de la afición durante bastantes meses en favor de Manuel Pellegrini, ante una desconcertada y atónita prensa deportiva acostumbrada a manejar a la opinión pública y a sentirse con legítimo derecho a decidir quien se sienta en el banquillo merengue, quien debe pisar el césped de titular , quien ser abucheado en el Bernabeu, quien venir fichado aunque sea un cromo innecesario, o quien marcharse del club (¿alguien se acuerda todavía de los "bienvendidos" Robben y Sneijder?) pese a no merecerlo.

Hoy veo que está sucediendo lo mismo con José Mourinho. La prensa (la misma que defenestró a Pellegrini para poner en el banquillo al portugués) se ha vuelto a unir para ejercer su caprichoso "derecho" de hacer y deshacer el banquillo merengue a conveniencia, por improducente y contradictorio que esto suponga . Cierto es que Mou, al contrario que Pellegrini, ha aguantado 3 años frente al escaso año del chileno.Sin embargo, la misma crítica atroz, los mismos mezquinos argumentos, y el mismo deseo de echar a Mou del Real Madrid a partir de su segundo día como entrenador, le han acompañado todo este tiempo.

Resulta esclarecedor como casi los mismos argumentos que valían para echar a Pellegrini, también se enarbolan hoy para acabar con Mourinho:

Los mismos que acusaban de "yihad" a los que defendían la continuidad de Pellegrini de los feroces ataques de la prensa, también llaman hoy "yihad" a los que salen en defensa de Mourinho. Como entonces, los tímidos silbidos al técnico se presentaba como "sentimiento mayoritario del madridismo", frente a los cientos de miles de aficionados que asaltaban las encuestas y los comentarios de merengues en todos los medios clamando a favor de su continuidad. Por aquel entonces eran Raul y Guti, símbolos madridistas,  los que se oponían a las "idas de olla" de Pellegrini siendo estos castigados por el técnico chileno. Hoy en cambio son Casillas y Ramos, símbolos de la Selección Española,  los que supuestamente plantan cara a Mourinho, siendo por ello  menospreciados por el portugués.  Pellegrini no era digno del banquillo madridista. Mourinho  en cambio no entiende los valores ni la historia de Madrid. Curioso: ambos "despreciaban" la Cantera.  Ambos hacían  antifútbol. Ambos le "echaban jeta" por querer continuar en el banquillo merengue. En ambos de "advierte a Florentino" de la necesidad de desprenderse de ellos antes de que las cosas le exploten en la cara. Y sobretodo, en ambos casos, la opción que se nos presentaba como "más cabal" era oponerse a ellos.

Lo cierto es que da igual quien se siente en ese banquillo. El Real Madrid es un club sin amigos en los medios. Decir que existe una "caverna mediática madridista" es un chiste malo.El Madrid ha sido durante muchos años un cadáver del que se ha alimentado toda una casta de buitres y carroñeros. Es lógico que cuando ha querido resucitar y huir, estos mismos buitres se hayan presentado cual "buen amigo", recomendándose que lo mejor que puede hacer, es seguir recostado y volver a esperar su muerte.

Es cierto que durante estos 3 años ha sonado con fuerza la marcha de Mourinho. Pero creo que esta vez será la definitiva, y Mou se irá junto con el otro gran atacado por el mero hecho de existir y vestir de blanco: Cristiano Ronaldo. Sería lo lógico. Esto no hay quien lo aguante un solo año. Mucho menos cuatro.





4 comentarios:

  1. Creo que estás equivocado. Mourinho y Ronaldo serán de la partida en la próxima temporada en el Real Madrid. No hay que seguirle el juego al antimadridismo, hablan desde el deseo, no les hagamos de altavoz.

    Así que, en lugar de estar pensando en el futuro, mejor centrarse en el presente, que tenemos las copas perfectamente al alcance y en la liga hay que seguir apretando para que con cualquier tropiezo de los farçante empecemos a recortar puntos.

    ResponderEliminar
  2. Opino exactamente como el anterior comentario tio.
    Mou es más fuerte que la mierda prensa que tenemos y aguantara, el mismo ayer lo dijo en rueda de prensacon insinuaciones.
    saludos desde solo-madridistas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Buena entrada y muy acertada comparación. Y muy oportuna, desde luego. Suscribo de pe a pa todo lo que dices, es más, creo que te quedas corto. Sólo una diferencia con el pasado, a Pellegrini lo echaron Marca y El Mundo (Grupo Mediaset) y a Mourinho intentan echarlo As y El País (Grupo Prisa).

    Y ambos sirviendo a intereses espúreos.

    Para terminar, sólo espero que te equivoques en la marcha de los portugueses, y el primer aldabonazo para que eso no suceda es la renovación de Cristiano ya. Vamos, esta misma tarde.

    Sería el mensaje claro y contundente que el madridismo espera de Florentino.

    ResponderEliminar