martes, 13 de noviembre de 2012

J11 - LEVANTE 1 - REAL MADRID 2: "LLUVIA DE PALOS"


Hubo un tiempo en que un partido como ayer, tal como estaba el campo, se hubiera pospuesto y no hubiera pasado nada. El árbitro se encargaba de llevar el balón al centro del campo escoltado por ambos capitanes y lo dejaba botar. Si la bola quedaba clavada sin dar un bote, el colegial dictaminaba que no se podía jugar, y luego era cuestión de decidir entre postergarlo unos minutos o directamente suspenderlo para ser jugado otro día.

Hoy en cambio mandan los medios audiovisuales, más aún en medio de la crisis que vive el sector, pese a repartirse los beneficios entre un duopolio (uno de los cuales se encuentra en concurso de acreedores) que les lleva a agarrarse a "la pela". De milagro no tuvimos que jugar aquel partido contra el Rayo a oscuras, y ayer parece ser que valía todo siempre que hubiera luz.

Además nos tocó jugar en un estadio y un conjunto especialmente desagradables para los de Mourinho. El Levante, un equipo al que se le ha pegado los peores defectos de su "hermano mayor" de la ciudad valenciana: "amos del otro fútbol", violentos e irónicamente victimistas. Un equipo para el que todo vale con tal de llevarse aunque sea un mísero empate, incluyendo mandar a algún que otro rival a la enfermería, o montar gresca en el túnel del vestuario, y paradójicamente acabar echando en cara los peores complejos de equipo pequeño.

Así, entre un terreno impracticable por el agua y una lluvia de patadas, codazos y amenazas de muerte ante la pasividad del árbitro, transcurrieron los 90 minutos del Real Madrid.

Mourinho recuperaba a Coentrao en el lateral izquierdo, mientras que para el puesto de "9" se vio obligado a recolocar a Cr7. Apenas transcurridos 2 minutos, Cristiano se encontraba en el suelo con la ceja abierta tras haberle propinado el "ejemplar" David Navarro un tremendo codazo. No vio ni amarilla. Sin embargo pudo resarcirse marcando un golazo a pase de Xabi Alonso antes de quedarse en la enfermería sin poder jugar al finalizar el primer tiempo.

El fútbol se hizo impracticable. Los madridistas lo vieron claro: por tierra el balón casi ni rodaba, así que tocaba jugar por juego aéreo. En la segunda parte, Mourinho tuvo que inventar ante la imposibilidad de que Cr7 continuara jugando. Sacó a Albiol y recolocó a Callejón como jugador en punta. Sin embargo la altura le jugó una mala pasada al canterano merengue, en un partido que se estaba disputando por el aire. Un nuevo dibujo que acabó cayendo como un castillo de naipes con el gol del empate levantino.

Tocaba sufrir, el gol no llegaba, la liga se nos escapaba,  y al culé que seguramente estuviera siguiendo el encuentro, hacía unos cuantos minutos que la "humildat, los valors y el buen fútbol" le importaban una merde; él iba con el Levante a muerte pese a ver 90 minutos de "patada al blanco".

 El técnico portugués probó a sacar a Kaká por Arbeloa, renunciando a los laterales por una linea de tres defensas. Tocaba ir a por la desesperada. Y en medio, la polémica, como no podía ser de otra manera. Callejón es derribado a escasos centímetros del área. Tuvo que ser falta, pero el árbitro estimó penalti. Hoy los que mataban al madridismo por hablar de los árbitros, se rasgan las vestiduras esputando "robo""robo".

Pero lo cierto es que no acabamos ganando gracias a dicho penalti, chutado por Alonso y detenido por Munúa, sino mediante el "plan c" de Mourinho.  Cuando todo parecía perdido sacó a Morata a la desesperada, esperando precisamente esto, cazar un balón en alto imponiéndose gracias a su altura.

Y así fue, el canterano logró elevarse por encima de la defensa levantina para hacer el 1-2, dándole la victoria a los suyos. Una victoria sufrida, pero merecida y peleada.

MVP

ALONSO: erró en el penalti pero fue fundamental en el resto. Sobretodo en los dos goles. En una batalla que acabó decidiéndose en el aire el donostiarra fue nuestro particular Barón Rojo.


DESTACADO

COENTRAO: Anoche hizo un gran partido pese a verse apartado de los terrenos de juego por lesión durante bastante tiempo.



MAL DÍA


ÖZIL: Muy desaparecido anoche, y lo que es peor, con tendencia a desaparecer últimamente


THE OBSERVER

 - Hoy Morata es Dios, la cantera la hostia y Mourinho siempre estuvo equivocado. Hoy toca escuchar los discursos piperos de siempre,Pero es así y no de otra manera, como los canteranos llegan a algo en el primer equipo: marcando, siendo la diferencia, brillando.
- Si el codazo lo hubiera recibido Messi, hoy Navarro estaría citado ante la Audiencia Nacional por terrorismo.
- Ballesteros, ese matón de discoteca que sueña con ser futbolista con 40 años. Ser un club pequeño no debería ser un hecho eximente a la hora de exigir que sus jugadores posean aunque sea el Graduado Escolar







3 comentarios:

  1. Así sabe mucho mejor esta victoria por como se dio por el terreno de juego, el juego agresivo de los jugadora granotas que si eso lo hace Pepe madre mía la que se lía en fin 3 puntos mas Hala Madrid y Forza Benfica SIEMPRE FIELES
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Una gran victoria con las condiciones quese pudieron,lo importante los 3 puntos.
    Lamentable me parece que ballesteros y cía sigan jugando en un terreno de juego.
    Buena crónica!
    Un saludo desde solo-madridistas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar