jueves, 26 de abril de 2012

SEMIS VUELTA - REAL MADRID 2 (PP1) - B. MUNICH 1 (PP3): NO PUDO SER

Decepción mayuscula, pero con la cabeza bien alta tras luchar esta semifinal de Champions como si nos fuera la vida en ello. El Real Madrid perdió su billete a Munich en un partido intenso y dificil ante un Bayern que supo interpretar bien los tiempos y que no nos perdió la cara en ningún momento.

El mal resultado de la ida (2-1 a favor del Bayern) nos obligaba a hacer un partido épico en el Bernabeu. El estadio se vistió de gala para la cita: espectacular mosaico del "7" Juanito, arropado por miles de banderas blancas apelando a la lucha, la heróica  y al afán de superación.

El equipo respondió al reto y en veinte minutos espectaculares eclipsó a los teutones en busca de la clasificación. En una internada en el área de Di María, su balón es cortado con la mano  por Alaba, quién solo se llevó una tarjeta amarilla que tuvo que ser roja.

No había transcurrido ni diez minutos cuando en una jugada espectacular, el balón le llega en boca de portería a Cr7 para hacer el 2-0. El partido cobraba tintes de goleada merengue. Sin embargo, hasta ahí le llegó la gasolina a los nuestros. Los del Bayern empezaron a apretar mientras que los blancos se vinieron atrás. El desgaste del clásico fue determinante en la intensidad general del partido.

Finalmente se cumplió nuestras peores espectativas: Pepe derriba a Gomez en el área y el colegial pita penalty. Robben es el encargado de hacer el 2-1 definitivo que a la postre nos llevaría a la fatídica tanda de penaltis.

El Madrid pedía la hora en un preocupante bajón físico general del equipo, mientras los bávaros encaraban la meta de Casillas. El pitido final nos salvó como la campana a un boxeador arrinconado. La segunda mitad en cambio mejoró para los nuestros. Fueron los bávaros los que andaron de más a menos, mientras que el problema de los blancos se encontraba en la poca efectividad de nuestros pases y la atenta defensa alemana

Mourinho decidió darle frescura y profundidad al centro del campo metiendo a Kaká por un fundido di María. Cambio intrascendental. En este partido vimos lo poco que tiene que aportar el ex crack brasileño al Real Madrid, a menos que sea para jugar un partido intrascendental ante el Levante. Una prueba fue ver como recién salido del campo, en una contra en el que Kaká salía solo con el balón, apenas pudo poner distancia frente a unos jugadores alemanes que llevaban 80 minutos dejandose la piel. Tristísimo.

Viendo el fracaso de Kaká y necesitados de pases, Mourinho apostó por la calidad de Granero, lo que dio algo de aire al equipo. Pero no fue suficiente. En un momento épico, vimos a jugadores de ambos equipos desfalleciendo literalmente en el campo. Más aún si cabe en el lado del Bayern cuyo mister Heynkes se negó en rotundo a hacer los dos cambios que le quedaban, pensando en la tanda de penaltis.

Y así llegamos, al momento en que todo se decidiría en el fatídico punto de los seis metros. Cr7 fiel a su maldición falló su disparo. Luego llegó Kaká del que no se esperaba menos (es inútil hasta para eso el muy cabrón). Iker cual salvador nos devolvió la esperanza deteniendo otros dos disparos de los bávaros. Toda la esperanza residía en el sevillano Sergio Ramos, quien lanzó el balón lejos, como nuestras esperanzas de pasar a la final. Schweinsteiger certificó el final del sueño de la Décima.

Aún  varias horas después de este encuentro pienso que esto debe ser el Karma. Barça y Madrid eran los dos grandes favoritos para jugar esta final, hasta el punto que  ya se daba por hecho (y no es prepotencia, en todo el mundo se asumía así). Y ambos hemos hecho unas semifinales semejantes: inicio prometedor, final nefasto. Tanto el Madrid como el Barça han sufrido dos tipos de derrotas morales importantes en estas semifinales: el Barça con todo su kakareado juego histórico y todas sus alabanzas , se vé en cambio obligado a salvar la temporada con la copa del Rey. Mientras que el Madrid tuvo la oportunidad de superar en títulos y en prestigio a su eterno rival con una temporada espectacular y sin embargo tendrá que conformarse con ganar la liga. Cosas del fútbol.

DESTACADO:

IKER: Desgraciadamente es dificil destacar algún jugador del Real Madrid. Todos ellos empezaron muy bien, y según fueron pasando los minutos acabaron errando a su manera con fallos garrafales.Solo uno estuvo a la altura en todas las fases del partido: Iker Casillas.

PÉSIMO DÍA

 KAKÁ: sin duda el cambio más inutil de la historia del fútbol. Hubiera preferido que siguiera di María, cojo, muerto, o incluso tirado en el suelo.


ACTA ARBITRAL

- Nos llevamos buenas hostias de los alemanes.
- Momento pipero en el que se escuchó animar más a los del Bayern que a nuestro propio público.


4 comentarios:

  1. Orgulloso no lo siguiente hoy, mañana y siempre HALA MADRID
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Una pena la eliminación por lo cercano que se veía, no solo la final, sino el triunfo en ella, ante un Chelsea disminuído y muy inferior al Bayern.

    No pasa nada, sigue el entrenador, el bloque de equipo se mantendrá (con algunas bajas y unas pocas altas), así que más temprano que tarde, la 10ª llegará al museo del Madrid.


    En lo que no estoy de acuerdo es en lo de "conformarse" con ganar la liga, no sé, me parece que es no valorar el título en sí y el hecho absolutamente meritorio de ganar dicho campeonato con un rival enfrente enorme, a lo que hay que añadir el acoso constante de la prensa y los mensajes descarados de los culés hacía los árbitros y los comites.

    Los que soñaban con el triplete y ahora están rezando para que al menos les caiga lo que el año pasado llamaban "un chupito", son los azulgranas.

    ResponderEliminar
  3. @Anonimo

    No quiero que me malinterpreten. No estoy diciendo que ganar solo la liga sea poco meritorio. Al revés, vamos a ganar este torneo de manera histórica y habiéndonos impuesto a nuestro eterno rival en su propio estadio. Sin embargo, pienso que hemos perdido una oportunidad para "ir más allá", y así devolver a este club la respetabilidad que se merece.

    ResponderEliminar