miércoles, 18 de abril de 2012

SEMIS IDA - BAYERN MUNICH 2 - REAL MADRID 1: DECEPCIÓN EN EL ALIANZ

El Real Madrid decepciona en el Alianz Arena ante un buen Bayern de Munich que supo tenernos contra las cuerdas durante gran parte de la segunda mitad del encuentro. Los de Mourinho salieron con toda su artilleria, a excepción de Marcelo sustituido por Coentrao. La escuadra Bávara supo explotar nuestra debilidad defensiva en las bandas y a balón parado, por donde vinieron ambos goles de Ribery (min 16) y Mario Gomez (min 90). La réplica madridista vino con un gol de Özil (min 53) que nos mantiene vivos en la competición. EL Real Madrid deberá remontar en su estadio un resultado adverso si quiere disputar la final de Munich el próximo 19 de Mayo.


Muchas cosas que comentar del encuentro. La primera, recalcar la gran diferencia que hay entre perder un partido de semifinales porque el rival mete más goles que tu equipo, a perderlo por decisiones arbitrales. Ayer el árbitro pudo caer en la trampa bávara perfectamente montada por aficionados y jugadores quienes presionaron constantemente al colegial  reclamando penaltis, manos, faltas etc... en prácticamente todas las jugadas. Sin embargo, Howard Webb se mantuvo firme en su criterio y eso aseguró un partido limpio e igualado en el que ganó simplemente el mejor; el que siempre jugó buscando el gol ,  y no el menos perjudicado arbitralmente.  

Por lo demás el Real Madrid perdió anoche por exceso de respeto y miedo al rival. Esa postura que precisamente ha acabado perjudicándonos en nuestros últimos encuentros con el Barça; ese miedo escénico que nos entra cuando jugamos con rivales de categoría. El Bayern, todo lo contrario. Salió a darlo todo. Conscientes de lo que se jugaban y que contaban con la ventaja de hacerlo en su estadio. A no dejar los deberes para el final. Con todo y con ello sacaron una diferencia mínima.
 Quedó además demostrado nuestras carencias de nuestros los laterales, donde Ribery y Robben bailaron con unos Coentrao y Arbeloa, quienes a su lado parecían conos de obra. Y nervios, muchos nervios. La gran diferencia que tenemos con el Barça es esa. Los culés son capaces de vivir con esa presión. Nosotros en cambio nos disolvemos como azucarillos. 

Únicamente con el gol de Ribery en contra, los merengues sacaron casta y orgullo, viendo que la eliminatoria se les ponía cuesta arriba; cuando perdieron ese miedo al "algo que perder". Gracias a ese empuje llegó el gol de Özil que nos metía de nuevo en el partido. Sin embargo, a partir de entonces nos invadió el terror de nuevo. El Bayern se hizo dueño del encuentro porque nosotros dimos por bueno el empate y entregamos el balón. Jugando así solo podían ocurrir dos cosas: empatar, o como al final ocurrió, perder. Muchos achacarán el gol del Bayern en el último minuto a la mala suerte y/o al error defensivo de Coentrao. Pero no. El gol llegó porque a partir del empate, los bávaros fueron los únicos que buscaron el tanto.

El Real Madrid continúa teniendo la final a su alcance: solo tiene que remontar un gol, cuenta con su estadio y a la postre posee calidad para ello. Pero aún así se me antoja dificil la clasificación. Si no cambiamos la mentalidad para el partido de vuelta, estamos condenados a un nuevo fracaso.

MVP 

BENZEMÁ: Sin lugar a dudas el mejor de los madridistas y el más desequilibrante del partido.

DESTACADO:

PEPE: brillante en sus intervenciones. Anoche nos salvó de caer por más goles.

MAL DÍA

ARBELOA, COENTRAO: anoche fueron dos auténticos conos de obra, pero no se les puede reprochar. Tuvieron que lidiar con dos de los mejores extremos del planeta: Ribery y Robben.

ACTA ARBITRAL

- Ribery y compañía aprendieron una valiosa lección del Barça: que el teatro bien montado ofrece muy buenos resultados. En esta ocasión, Howard Webb no picó. Por mi este hombre debería pitar todos los encuentros de la Champions.

- Llamadme nostálgico pero me hizo ilusión volver a ver al bueno de Jupp Heynkes, héroe de la Septima y como no, defenestrado como tantos otros entrenadores en el Real Madrid con independecia de sus resultados. Sueño con un día en que la permanencia de un entrenador en el Real Madrid obedezca a la coherencia y a criterios deportivos, en lugar de a la presión de los medios, obsesionados con renovar nuestro banquillo y el vestuario cada temporada.  

-Odio el nuevo editor de textos que nos ha colado BLOGGER.




3 comentarios:

  1. ¿Tu crees que el Bayern saldrá a arrollar al Madrid en el Bernabeu? Seguro que no. Entonces ¿porqué exiges al Madrid que salga a arrollar al Bayern en su casa? El Madrid y Mourinho hizo un partido correcto de Champions, jugado acorde con el resultado en cada momento y para mí no fue merecedor de la derrota, pues tuvo más ocasiones que los bávaros.

    Y nunca ví miedo, si respeto, mucho, y la historia está ahí para el que no lo tenga.

    Sobre el tema Coentrao, no sé de verdad a quién ha matado para tenerle la inquina que le tienen, incluso desde el madridismo. Decir que el segundo gol es culpa suya, cuando Ramos está mirando las musarañas viendo al delantero centro rematar solo, es de no tener ni idea.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo no critico el planteamiento de Mou, que tb me pareció correcto. Pero si un poco de falta de actitud de los jugadores, no por dejadez, pero si pecando de nerviosismo y exceso de respeto. Con el resultado adverso el Madrid le dio empuje a su juego, pero a partir del empate se vinieron atrás y eso a la postre es lo que acabó matándolos.

    Personalmente pienso que culpar a Coentrao es la demagogia barata de nuestra prensa. Siempre han buscado ponerle cara a la derrota, y siempre lo hacen con el que es más fácil de criticar: al nuevo. Más si encima este fue una petición expresa de Mourinho.

    El Madrid tiene que dar otra cara en el Bernabeu si quiere estar en la final. Porque sí, yo pienso que el Bayern saldrá a matar la eliminatoria y a arrollar a los nuestros. Más aún si ven que en los primeros minutos no dominamos claramente.

    Un saludo

    ResponderEliminar