viernes, 2 de septiembre de 2011

OPERACIÓN SALIDA

Desde que Florentino Pérez se hiciera con las riendas de este Real Madrid (no ya en el 2009, sino desde su primera etapa en 1999),"calderonato" incluido, la acción de dar salida a los descartes siempre ha cumplido una serie de caracteristicas: abultada, difícil, larga y finalmente insatisfactoria.

Igualmente las causas de tantas complicaciones a la hora de reducir la plantilla han sido las mismas. Por un lado el haber ido encadenando proyectos año tras año con fecha de caducidad al término de la temporada ; los abultados salarios a jugadores claramente sobrevalorados , o el síndrome del "fichaje compulsivo" practicado por el Real Madrid de la última década, constiituyen los verdaderos "sospechosos habituales".

En esta ocasión al menos podemos contar tan solo con 6 descartes ,cuando en años pasados se podía completar un equipo (hasta con suplentes) con lo que el Madrid pretendía traspasar. Hablamos de Canales, Garay, Drenthe, Pedro León,Lass y Gago.No obstante, el resultado ha sido el mismo: un proceso largo difícil y finalmente insatisfactorio. Hoy pretendo analizar uno por uno a todos estos jugadores:


FERNANDO GAGO:


Vino de la mano de Capello en la breve etapa del presidente Calderón en noviembre del 2006. 20 millones costó el que algunos denominaban "el nuevo Redondo". Poco tardamos en darnos cuenta que el centrocampista argentino no era ni la sombra del "Principe". "Blandito" al corte, lennnto hasta la desesperación en las transiciones, limitado de ideas, y nefasto como pasador, fueron sus cualidades vistas en el Bernabeu. Se le dio algo de margen dado su extrema juventud y a lo que yo llamo "efecto Marcelo/Higuaín". Acabó finalmente relegado al ostracismo sin ver minutos, una temporada tras otra. Este año verá su salida del club rumbo a la Roma, donde llega cedido con opción a compra de 7 míseros millones de Euros.


ROYSTON DRENTHE:


Único superviviente del "holandicidio" perpetrado por Florentino, y no precisamente por ser un "fuera de serie". Su elevada ficha para un jugador con tan poco que ofrecer, unido a su carácter chulesco hasta rallar lo absurdo, su total carencia de disciplina y su gran afición a la noche lo hacían totalmente inasumible para cualquier club medianamente serio. El año pasado pudimos cederlo al Hercules, donde pasó de ser idolatrado, a ser considerado como un "imbecil" apedreable por todo alicantino de bien en tan solo 3 partidos. Parecía que nos íbamos a tragar a este personaje todos y cada uno de los años de contrato que le faltan, cuando de repente ha aparecido el Everton para ofrecernos, no solo librarnos de Drenthe, sino además pagarnos 13 millones por él...casi me siento como un estafador.



EZEQUIEL GARAY:


Ex del Racing, fue fichado por el Real Madrid en el 2008 para cumplir con su cita anual de "comprar un central". No obstante, permaneció cedido un año en su club de procedencia. Tampoco le fue muy bien como jugador del Real Madrid. Apenas contó con minutos pese a que en mi opinión, contaba con mejores características que otros centrales como Albiol. Tampoco acabó convenciendo a José Mourinho quien le puso el cartel de "transferible" para dejar sitio al capricho de Zidane: Rafael Varane. Fue vendido al Benéfica portugués por 5,5 millones.



SERGIO CANALES:


De la marcha de este jugador ya hablamos con anterioridad. Su fichaje fue fruto de esa presión mediática que llevamos sufriendo la última década ,que se empeña en imponernos hasta el color de la camiseta con la que debe jugar el Real Madrid, y que no se diferencia mucho de la extorsión de la Mafia. Había que vender españolidad y demás monsergas, y así un par de buenas actuaciones del cántabro, le valió a la prensa para iniciar toda una campaña mediática, a fin de presionar al Real Madrid para que lo fiche. Y normalmente, cada vez que hemos fichado mirando a la prensa, el resultado ha sido el mismo: jugador de ida y vuelta. No obstante, en un principio parecía que Mou le daba peso en el equipo, sin embargo fue poco a poco relegándolo a medida que sus actuaciones empezaron a apagarse. Finalmente acabó fuera de las convocatorias. La razón nos la dio el propio técnico Luso : "juega como entrena". Este año acabó cedido al Valencia con opción de compra por 12 míseros millones (si, los mismos que ven "prepotencia" y "falta de caballerosidad" en el Real Madrid cada vez que preguntan por algún jugador ché).



PEDRO LEÓN:


Este jugador en ningún caso podía salir bien parado. Lo de fichar sin ni siquiera tener técnico en el banquillo nunca puede salir bien. Fue el caso de Pedro León, a quien le llovió a Mourinho sin ni siquiera haberle consultado. Como jugador tenía una diestra prodigiosa y una gran habilidad para centrar por banda. Pero lento a la hora de correr y escaso regate, cuando lo que precisamente quería Mou para esa plaza era jugadores ágiles, veloces y explosivos. Su puesto fue devorado rápidamente por Di María. No obstante, parecía contar bastante para el míster. Hasta que de repente fue prácticamente apartado del equipo y ya no volvió a contar con minutos. Muchos le achacaron el haber estado detrás de las filtraciones a la prensa que se produjeron a principio de temporada (lo que le valió el apodo de Pedro León). En cambio otros utilizaron su situación para divulgar esa imagen de "ogro devorajugadores" que quieren inculcar en Mourinho. Momentos después de su cesión al Getafe, la yihad antimourinhista esperaba ansiosa sus declaraciones para dar riendas sueltas a sus sueños más humedos: "Mou le apartó porque odia a los españoles", "Mou no le quería porque no era jugador de Mendes", "Mou castiga a aquellos que se niegan a seguirle en sus tropelías". Ya le tenían preparado una estatua en Plaza Cataluña y algunos vieron a Diego Torres corriendo y riendo como una colegiada por la Redacción de "El País", para que finalmente no solo no hablara mal de Mou, sino que además declarara que su trato con el Madrid fue excelente.



LASS DIARRÁ


Fichaje del calderonismo más agonizante, tuvo el cartel de "traspasable" en el momento en que el "tito Floren" anunciara su retorno. Amado por muchos y odiado por otros, siempre tuvo la cara y la cruz de un jugador de fútbol. La cara, el parecer un hombre incansable, trabajador en el campo y bastante hábil con el balón a pesar de su función de "perro de presa". La cruz, el pecar en exceso de soberbia cada vez que no se sentia titular indiscutible, o el de jugar "a su bola" sin guardar ninguna linea con su compañero en el doble pivote. Es el único de los 6 traspasables que lo es además por petición propia, a pesar de contar abiertamente para Mourinho. Finalmente parece que se quedará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario