miércoles, 27 de julio de 2011

EL KUN Y LA IMPOSIBILIDAD DE FICHAR EN ESPAÑA

La opción de fichar al Kun Agüero se ha esfumado definitivamente y no puedo sino sentirme decepcionado. No tanto por lo que pudiera aportar el jugador al equipo - que sin duda era mucho más de lo que aportaría, por ejemplo Neymar - sino por la dificultad que está encontrando el Real Madrid en la última década a la hora de fichar jugadores de nuestra liga.

Los blancos dejan escapar así a un buen jugador por obedecer a un absurdo "pacto entre caballeros" con el Atlético de Madrid. Un pacto que parece obligado a cumplir solo el Madrid con todos los equipos de primera división. Nadie hubiera dudado en ver al yerno de Maradona vestido de blaugrana, si el Barça hubiera plantado en la mesa 45 kilos por él. Ni siquiera si hubiera sido el Valencia, el Sevilla o el Villarreal, rivales más directos del club del Manzanares.

Este no es un caso aislado. Vimos como en su día, el interés del Madrid por un jugador como Mendieta derivó en una absurda polémica que acabó con el vasco recalando en la Lazio romana. Idem con Joaquin cuyo presidente Lopera, prefería verlo en la liga rusa antes que traspasarlo al Madrid, para finalmente entregárselo al Valencia por mucho menos dinero que el que ofrecía el club de Concha Espina.

El interés por Xabi Alonso llevó a la Real Sociedad a venderlo al Liverpool antes que verlo de blanco. Ramos vino por la puerta de atrás y buscándose la enemistad de todo el Sevilla por culpa de la demagogia delnidista.La puja de Calderón por Cazorla derivó en una dura guerra dialéctica y al jugador renovando casi con una pistola en la sien. Los casi 100 millones que ofrecía el Madrid por Silva, Villa y Mata dieron lugar a una de las tensiones más duras entre Madrid y Valencia, con movilizaciones de peñas y llamada a las armas durante prácticamente un verano. Todo para que Silva acabara vendido al City, Villa un año después al Barça sin tanta polémica e incluso con aire de sumisión valencianista, y Mata apalabrado de por vida al club culé, y despreciado año tras año hasta que a Guardiola le dé por ficharle.

¿Y que decir de este año? El Madrid se ha interesado por los Borja Valero, Javi Martinez, Llorente etc...todos ellos jugadores muy validos, y sin embargo, solo la mera mención de algún interés madridista por parte de alguno de estos jugadores ha sido suficiente para que estos clubes se levanten en armas, enarbolen pactos de caballero o se remitan a la clausula de rescisión, con el agravante de ser considerados poco más que unos ladrones si se llega a recurrir a ella.

...y sin embargo, hoy muchos se preguntan
¿por qué en esta foto no hay ningún jugador madridista?


Y mientras vemos estas cosas, ronda una serie de discursos y afirmaciones que se retroalimenta con la realidad, como una pescadilla que se muerde la cola, y que suman al desprecio colectivo que algunos medios, entre antimadridistas y falsos buenistas, quieren infundir al Real Madrid. Discursos y afirmaciones que rezan así: el Madrid renuncia a la españolidad; los blancos desprecian a los jugadores españoles, solo valoran a los extranjeros; o como rezó en su editorial el ventajista y demagogo Relaño: "España ya no necesita al Real Madrid".

La realidad en cambio dista muchísimo.Si el club blanco hubiera materializado su interes por todos los jugadores españoles en que se ha fijado, no solo hoy tendríamos un equipo competitivo lleno de compatriotas, sino que además durante la última década habríamos sentado las bases de una filosofía destinada a apostar por jugadores de calidad nacidos aquí.

El Madrid no desprecia a los jugadores españoles; le obligan a tener que adquirir fuera lo que podría conseguir en casa, si los clubes españoles hicieran gala de la caballerosidad a la hora de negociar, que tan airadamente le exigen al Real Madrid, en lugar de cerrase en banda a la demagogia. Y es que no se puede llamar a otra cosa al hecho de plantearnos poco menos que un estado de guerra cada vez que hay un interés madridistas por los jugadores mencionados, y en cambio todo sea miel sobre hojuelas cuando los interesados son el Málaga, el Barça, el Valencia, La Lazio, el Liverpool etc...

El Kun no era español ni seleccionable con España. Si. Pero es otro ejemplo claro de la auténtica dificultad que encierra nuestro equipo a la hora de apostar por gente de calidad en su país.

1 comentario: