jueves, 21 de julio de 2011

CHIVAS G. 0 - REAL MADRID 3: RONALDO SALVA

El Real Madrid supera con victoria su segundo enfrentamiento de pretemporada con una nueva goleada, engañosa eso si, por obra y gracia de Cristiano Ronaldo.

Pese al marcador, a los de Mourinho les costó sudor y lágrimas sacar un resultado positivo, en un partido que por momentos tomó tintes de auténtico encuentro de competición por un título, más que de un mero amistoso preparatorio.

En frente tenían a todo un Clásico del fútbol mexicano: el Chivas de Guadalajara, el equipo más laureado de su país y descubridor de grandes jugadores como Javier "Chicharito" Hernandez. Un equipo formado solo por jugadores mexicanos como identidad de club, al igual que el Athletic de nuestra liga o el Milan de hace décadas. Y por supuesto, un equipo que no quería desaprovechar la oportunidad de luchar por la victoria contra el Real Madrid.

Así, el encuentro tomó una intensidad inusitada para un partido de este tipo, con piques entre jugadores , reclamación de tarjetas, faltas...Pese a todo los blancos apenas vieron peligrar su meta, y sin embargo sufrieron para hacer un tanto que les diera ventaja en el marcador.

Se echaron de menos las bandas con un raro 4-2-3-1 que atascaba al equipo por el centro en ataque, y le hacía muy propenso a caer en contras peligrosas por parte del voluntarioso Chivas.
Coentrao volvió a repetir como jugador todoterreno al que Mourinho parece empeñado en convertir en jugador clave. Le vimos nuevamente de interior, de lateral e incluso de central.

Varane tuvo la ocasión más clara del partido con un providencial remate de cabeza mostrando buenas aptitudes para el juego aéreo. Y es que aunque aún es pronto para evaluar a este jugador, lo cierto es que de momento no desentona, y deja buenos detalles.

En la segunda parte más de lo mismo, aunque la introducción de algunos cambios, como el de Callejón, dieron más dinamismo al equipo. Crsitiano se le vio de nuevo obsesionado con el gol, como si aquello fuera un partido de la Champions. Lo intentó de todas maneras pero el balón no entraba; o salía fuera o era blocado por el portero mexicano.

Finalmente y ya pasado el minuto 70, el portugués logra meterse entre 2 centrales para rematar con un punterón un centro raso de Benzemá. Gol que celebró con rabia. A partir de ahi, y con el Chivas derrotado, comenzó el festival Cr7, marcando otros dos goles: uno de penalti, y otro tras rematar un gran pase de Özil.

0-3 final. Un marcador que no refleja lo que fue sino una victoria muy apurada que acabó desatascándose casi al final del mismo. El Domingo espera el Filadelfia Union para finalizar la gira americana, antes de regresar a Europa para continuar con la pretemporada madridista en tierras alemanas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario