martes, 26 de abril de 2011

FINAL - BARÇA 0 - REAL MADRID 1: LA HISTORIA MAS GRANDE JAMAS CONTADA

video




EL PRÓLOGO


...Llegábamos al minuto 103 del encuentro y ahi no había un ganador claro. El esfuerzo y el cansancio era visible en ambos contendientes. Todos pensábamos que esto se decidiría a penaltis...De repente vemos a Marcelo hacer una pared con Di María, quién arranca por la banda sorprendiendo a un Alves con pocas ganas de correr; centra al area, remata Cristiano de cabeza engañando a Pinto y Goooool!!! Goool!!!!El Madrid se proclama Campeón de la Copa del Rey 17 años después!!!. Sin embargo, esta historia merece ser contada desde el principio...


CAPÍTULO I: LA COPA

Érase una vez un torneo maltratado y vejado por su horrenda madrastra, la Real Federación Española de Fútbol, quién durante décadas de existencia ni fue capaz, ni interes tuvo en dotarla de un formato atractivo para público y clubes. Como consecuencia, la Copa era sistemáticamente tirada y ninguneada por todos aquellos equipos que tuvieran alguna otra competición más interesante en mente: como La Liga, La Champions o la Europa League, otora Copa de la Uefa...

...Y así estuvimos bastantes años: viendo como La Copa del Rey era ganada por equipos que acababan descendiendo a 2ª división a final de temporada , o luchando por la permanencia; y finales pasando más que desapercibidas para el gran público (Si no me creen, diganme ¿ quien ganó la Champions en el año 2008?¿ Y la Copa del Rey? ¿A que pregunta les ha sido más facil responder?)

...hasta que el Barcelona decidió incluirla en su particular "pack de 6".

CAPÍTULO II: UN OBJETIVO INESPERADO


A partir de ese momento, la Copa y aquél equipo que llevaba 17 años "tirándola" (salvo en dos ocasiones) se convirtieron en una absoluta obsesión para la prensa. La Copa del Rey había pasado de ser un "titulillo" que no servía para salvarle la temporada a un Real Madrid; a convertirse en un objetivo "tan prioritario como la Décima".

El debate parecía absurdo, pero nuestro actual mister, que es de esa gente que piensan que un Título es un Título se llame como se llame, y aunque no te salve la temporada, nadie te reprochará ganarla, pero sí no conseguirla, escogió la Copa como objetivo prioritaro del equipo, por encima incluso de la propia Liga.

El torneo comenzó a ganar enteros en el momento en que su máximo rival, el Barça,parecía también lanzado a conseguirla.Una hipotética final entre Madrid y Barça fueron dotando a la "orejona" del Rey de tintes épicos e históricos casi irrepetibles, y a medida en que ambos contendientes se acercaban a ella, el interes por la competición fue en aumento. Más aún viéndose encuadrado en un mes único el que estamos viviendo. De repente, la Copa se encargó de eclipsar todo lo demás.

CAPÍTULO III: EL DIA DE LA BATALLA


...Y por fin llegó el día: Madrid y Barça se enfrentaban en un campo neutral por el primer título de la Temporada. El cesped se encontraba perfectamente cortado al milímetro y regado (esa noche nadie quería excusas) El arbitro, Undiano Mallenco con el mayor papelón de su vida: ganara quien ganara, sería acusado de arbitro parcialista y comprado. Su mejor opción fue desaparecer; evitar ser el protagonista. Y aun asi... No sin antes propinarle una amarilla a Pepe por una acción que personalmente pienso no merecía tal (lo dicho, sin excusas).

Mourinho sorprendió a todos dando entrada a un 11 sin "9". Algo que en mi opinión fue un acierto pues para este partido necesitábamos gente que supiera moverse entre lineas, más que una referencia fija. El partido comenzó trepidante, con un Madrid poblando el centro del campo y evitando que el Barça respirara. Recuperaciones rapidas y a correr que el objetivo es la portería, no hacer 30 pases.

Con el Barça maniatado, la primera parte fue completamente merengue, con hasta tres ocasiones claras de gol y muchas oportunidades de haber sentenciado el encuentro en esa mitad.

Pero el Madrid no mató, y acusó el cansancio en la segunda mitad. No así un Barça que saltó al campo como si acabara de empezar el partido (los culés que esten leyendo esto, por favor, dadle mi enhorabuena de mi parte a vuestro fisio).

El equipo blaugrana fue un vendabal en la segunda parte y el Madrid se vio en apuros. Arrinconado en su area y sin fuelle, el Real Madrid vivio sus 45 minutos más agónicos, no del partido, sino de toda la Temporada. Sin embargo, ahi se vio que somos un equipo de 11 y no dos de 6 y 4. El Madrid resistió el embiste de un Barça lanzado a matar al Real Madrid cuanto antes.

Y el susto lo protagonizó Pedro, quien recibe en leve fuera de juego para batir a un Casillas que hasta ese momento había parado todo lo parable por tierra, mar y aire. Solo fueron unos centimetros. Asi estaban las cosas. A centimetros.

El no-gol de Pedro melló la confianza en los de Guardiola, quienes fruto del cansancio (por fin) empezaron a ceder en ocasiones, para ser aprovechadas por un Real Madrid que había remontado el huracán, para ahora encontrarse con la calma del "ojo" del mismo. Las oportunidades comenzaron a venir de parte de los blancos, pero el tiempo se nos había echado encima. Tiempo para la agónica prórroga. Madrid y Barça continuaban batiéndose en un duelo que se resistía a acabar.

Llegábamos al minuto 103 del encuentro y ahi no había un ganador claro...


EPÍLOGO



Una eternidad debió parecerle a los millones de madridistas que poblaban la Castellana, esperando al autobus de los campeones rumbo a Cibeles. Aquella Copa, disputada en una final histórica; ganada tras 17 años de dejadez, por fin iba a ser brindada a nuestra diosa con todos los honores. Seguramente, Ramos, "pensativo" esa noche, reflexionó cuan diferente resultó ser el año pasado, cuando decidieron tirar la Copa ante el modesto Alcorcón, y el gesto les fue devuelto en forma de sonoro guantazo. Sin pensarselo, agarró el trofeo, se desplazó al borde del autobus y lo arrojó a los pies del sel mismo : -"asi si que se tira una Copa" - debió pensar : -" asi y no como el año pasado". E inmediatamente volvió con sus compañeros a disfrutar del gran triunfo de la noche.

Ya en Cibeles, Casillas besó a su "novia". No a la Carbonero; la novia de todos los madridistas: Cibeles. Nunca sabremos que le dijo el cancerbero al oido mientras le colocaba la bufanda y la bandera. Quizás fuera un "¡te quiero!", pero seguramente se tratara de un...¡VOLVEREMOS!


FIN ?
...
(TO BE CONTINUED)






5 comentarios:

  1. Una excelente historia con todos los ingredientes para hacerla inolvidable. Esa noche no se borrará de mi mente mientras viva... qué entrega, que pundonor, qué... ¡madridismo!

    Ahora hay que mirar adelante y luchar con el mismo valor en esta semifinal. Hemos demostrado de lo que somos capaces con fuerza de voluntad y calidad.

    Un saludo y un fuerte ¡HALA MADRID!

    http://mibufanda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Qué gran post...
    yo, mañana, estaré mucho más tranquilo que el miércoles pasado.

    Porque, si nos dejamos de triunfalismos y reproches polacos, 2ºs en Liga, semis de Champions y Copa, es una buena temporada.

    Si pasamos a la final, buenísima... y si ganamos la Champions, histórica!

    Y lo de Ramos, me hizo mucha gracia un sms en PP "Ramos no es ni el primero, ni el último, al que le cae una copa a las 4 la mañana"... jajajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Si... Casillas volverá a Cibeles a hacerse fotos, otra cosa no creo Ja ja ja

    ResponderEliminar
  4. Qué valientes! ayyy, el sino del Farsa. unos putos cagaos... hasta que no ganan por el árbitro no dicen ni mú... toda la vida asi.

    ResponderEliminar