lunes, 26 de julio de 2010

HOMENAJE A... RAUL, EL CAPITAN BLANCO

Tras 15 años de carrera, Raúl dice adios al Real Madrid. En un acto preparado en el palco del Bernabeu, el ya ex-capitan del Real Madrid se despedia del club que le vio crecer como futbolista.

Al igual que en la despedida de Guti, se rodeó al "7" de los titulos madridistas en los que estuvo presente (y que al contrario que Guti, si ayudó activamente a conseguirlos), mostrando un palmarés envidiable: 3 Champions, 6 Ligas, 2 Copas intercontinentales...

Raúl cierra así una etapa de luces y sombras en el Real Madrid. Debutó con tan solo 17 años de la mano del entonces entrenador madridista, Jorge Valdano,allá por 1994 ante el Zaragoza en Liga. En una época en que parecía que solo el Barça sacaba adelante buenos jugadores, Raúl destacó como niño prodigio del futbol gracias a goles como este:



Pronto se hizo un hueco en el 11 titular aún cuando siquiera contaba con 20 años (algo muy dificil de ver en aquella época), desbancando del mismo apenas unos años después a todo un peso pesado (Davor Suker) en la final de la Champions de 1998, la ya mítica "Septima" madridista.

Con una Champions en su palmarés, su gol ante el Vasco de Gama (el famoso "aguanis") en la Copa Intercontinental, le valió su carta de presentación en el panorama internacional.

Sin embargo fue en la temporada 1999/00 cuando cuajó su mejor actuación, sobretodo en Champions: Marcó 2 de los 3 goles en aquellos míticos cuartos ante el Manchester Ud. en Old Trafford (campeones de la anterior edición), año en que el Madrid consiguió la "Octava" en su palmarés, siendo Raúl máximo goleador del torneo (con 10 tantos) y nombrado "Mejor Delantero de los torneos de clubes" según la UEFA, y "Mejor Goleador del Mundo del año" según el IFFHS. Remató la jugada con su ya clásico gesto silenciando a todo un embravecido Camp Nou que le valió el cariño de todos los madridistas.

Su mejor actuación en liga un año después (en la que fue Pichichi) y habiendo conseguido ser máximo goleador de la Champions (pese a que ese año el Madrid no llegó a la Final) le hizo valedor del balón de plata por detrás del "red" Owen.

Una Champions y una Liga (en la que nuevamente fué pichichi) ya en la "epoca de los galácticos", fue a ojos del madridista critico, el colofón a su hasta entonces brillante carrera, y el principio de su decadencia

A partir de ahi , su rendimiento fue decayendo en la medida en que pasó de ser considerado indiscutible a directamente intocable. Cada vez era más evidente que a la plantilla llegaban jugadores (como Owen, Higuaín Huntelaar etc...) en mejor forma que el "7". Sin embargo su condición de "vaca sagrada" y "simbolo del Madridismo" alentado por los medios de comunicación y el sector más "Raulista", no solo postergaron su lógica suplencia; tambien obligaba a los diversos entrenadores que pisaron el vestuario blanco a trastocar su dibujo táctico para incluir a Raul en sus planes.

Entre anuncios de posibles salidas del club y "soprendentes resucitaciones" que no fueron tal, no fue hasta que Luis Aragonés, seleccionador de España, decidió no incluirle en la lista de convocados para la Eurocopa, cuando realmente se abrió un debate tanto interno como externo sobre la necesidad de seguir contando con el capitan merengue en las filas madridistas.

Finalmente fue Manuel Pellegrini quien optó por relegar Raúl a la suplencia, no sin valerle la critica más atroz por parte del sector más reaccionario y casposo de la prensa deportiva.

Un año sin sentirse decisivo en el Real Madrid, y una ultrasecreta conversación con el actual mister del equipo, Jose Mourinho, fueron suficientes para que Raúl tomara la decisión de finalizar su etapa como madridista.



Como colofón decir que yo, el que os escribe, me considero raulista. He crecido con este jugador y ojalá en el futuro el Real Madrid de más futbolistas como Raúl. El problema viene cuando el propio jugador, alentado por aquellos que le ven como "una vaca sagrada", "indiscutible" "un simbolo del madridismo" ,acaba pensando que todo un Club empieza y acaba con él.
Raúl fue victima de su propio mito; de aquellos que en su momento no tuvieron valor o cegados por su simpatia hacia él, justificaron su presencia en el equipo a toda costa, aun cuando su rendimiento ya no estuviera a la altura de la exigencia del Real Madrid.

Hoy Raúl hubiera sido mucho más querido por muchísimos madridistas si en vez de obstinarse en permanecer en el equipo y jugar ¡siempre!, hubiera aceptado como minimo que ya no estaba en su mejor forma y que otros merecían su puesto titular antes que él.

Sin embargo hoy toca homenajerale, al menos por el tiempo en que si hizo por ser considerado un "simbolo madridista"




4 comentarios:

  1. Siempre es duro decir adiós a un jugador carismático y que ha estado tanto tiempo en un club , pero hay que saber cuando hay que echarse a un lado y parece que Raúl piensa que aún puede estirar su carrera y que en el conjunto blanco no va a gozar de los minutos que espera . Suerte en su nueva aventura

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Raúl se merece un homenaje multitudinario en el Bernabeu, con la gente en pie ovacionando a un jugador que siempre lo ha dado todo por la camiseta blanca.

    Saludos desde

    http://aguantacorason.wordpress.com (Blog madridista)

    ResponderEliminar
  3. No quito ni una coma de tu artículo. Con rigor, respeto y educación.
    Es muy difícil reconocer las carencias cuando todo el mundo te ha dado palmaditas en la espalda cuando estás arriba.
    El Madrid ha ganado, gana y ganará con y sin Di estéfano, Butragueño, Raúl,... y quien venga. El Madrid está por encima de todos,... desde el Presi hasta el mejor jugador.
    ¿Qué sería de ellos sin la marca del Madrid?

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  4. Pedazo de entrada, cómo te lo has currado. La ocasión lo merecía pues se va el ídolo de todos los madridistas, alguien que ha hecho algo impensable. Se va Raúl González Blanco, el mejor futbolista español de toda la historia. Una pena.
    Por cierto, yo también le he dedicado una entrada. Puedes visitarla si quieres!
    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar