lunes, 23 de noviembre de 2009

HIGUAÍN HACE DE RAUL...RAUL HACE DE RAUL


Hace algo más de 3 años, un nuevo presidente irrumpió en la presidencia madridista. Y con él, la segunda venida de Capello y una nueva reestructuración del equipo. Atrás quedaba el mal logrado "Madrid de los galacticos". Tan solo un Ronaldo en horas bajas y David Beckham sobrevivieron al "galacticidio".

Sin embargo, aquel primer intento de devorver al Real Madrid a la tierra después de tres años en la entropía sideral, no comenzó con buen pie: el rigido e inflexible sistema de Capello, la apatía de Ronaldo cara al gol, y algún que otro fichaje que no cuajó (como el del "puma" Emerson) provocaron que se tuviera que recurrir al mercado de invierno para cubrir huecos.

Así llego un joven argentino de 19 años llamado Higuaín, al club merengue. Venía con buenas referencias de su equipo de origen, y cumplía con el arquetipo de "joven talento con hambre de títulos".

Sin embargo su juventud fué un auténtico lastre para el. Tenía talento, rapided, descaro a la hora de plantarse cara la portería. Pero a la hora de definir, que es lo que se le exige a un 9, erraba extrepitosamente.De esta manera Higuaín fué condenado a la suplencía y a los 2º tiempos.

Sin embargo, el argentino fué paciente. "Pasó" de los calificativos de "paquete" que algunos le tildaban y continuó intentando aprovechar los pocos minutos que le dejaban en el campo, y las excasas convocatorias de titular que recibía, cuando algún compañero caía lesionado.

Marcó el gol que dio la segunda liga consecutiva al Real Madrid despertó las simpatías del aficionado y eso le salvó de la quema.

Entonces ocurrió que en la siguiente temporada, se lesiono de gravedad el que era el goleador del Real Madrid: Van Nistelrooy. El holandés estaría fuera de competición. Y ante la falta de efectivos en el ataque, Higuain comenzó a ser titular de manera regular.

No obstante, se fichó a un 9 puro para suplir a "Van gol", el "cazador" Huntelaar. Pero el pipita estaba funcionando tan bien, que el recambio invernal tuvo que ver el resto de los partidos en el banquillo.

Hoy Higuaín es titular indiscutible. Sus numeros son de escándalo: 5 veces titular; 5 goles. Y ha desterrado al banquillo a todo un peso pesado del madridismo: a Raúl.

Higuaín esperó su oportunidad, llevando su suplencia en silencio. Sin malos gestos, sin un "es que si no juego, me piro", ni morritos de niño tonto. Y finalmente ha demostrado ser un superclase.


Que diferente es sin embargo el comportamiento de Raúl. Desde hace unos cuantos años, ha sorteado su suplencía a base de envolverse en su propia aura de madridista puro, y a la crisis que ha rodeado al club merengue en las anteriores temporadas.

No obstante sigue siendo el Capitan de todo un Real Madrid. Y como Capitan, sobretodo cuando se presume de tanto madridismo, es dar ejemplo y aceptar que su "ferrari" hace tiempo que dejó de arrancar,mentras que los Lamborghini que venían tras él ya le han adelantado. Además, ser suplente a los 32 años ya de por si es admirable, más aún que el entrenador le considere todavía imprescindible. Por tanto, no hay motivo para ver su nueva situación como una desventaja.

Pero en vez de eso, en vez de aceptar su situación y de paso dar ejemplo queriendo lo mejor para el Madrid antes que para si mismo tal y como exige su rango, vemos a un Raul poniendo "morritos", como un crio al que han castigado sin salir. "Morritos" en el banquillo. "Morritos" en las ruedas de prensa. "Morritos" en el campo cuando salta en el minuto 75.

Y mientras nos regala unas unas declaraciones en plan "no si yo acepto mi situación" y "estoy al 100% on el mister" que suena más a exigencias de guión que a verdadero apoyo madridista. Que poca clase, Raúl...Que poco me recuerdas a Sanchís. Ese que fué tu ante de antecesor como capitán; ese a quien en el tramo final de su carrera solo sacaban al campo para respetar sus galones y levantar los trofeos, y sin embargo se retiró haciendo piña con el equipo hasta el final. El si que puede decir que es un verdadero madridista de corazón...

3 comentarios: