martes, 26 de mayo de 2009

ADIOS A UNA GRAN GENERACION DE FUTBOLISTAS


Si, quizas creas que me he vuelto loco al leer el titulo del articulo, incluso que peco de exceso de madridismo. No es de extrañar, tras esta temporada tan horrenda, en el que una vez mas (y ya perdi la cuenta de cuantas veces consecutivas) nos eliminaron de la Champions de la manera mas humillante posible (4 goles del Liverpool y con la senacion que no habia mas equipo en el campo que el de los "Reeds"); o el baño,palo,chorreo...como quieras llamarlo que propino el Barça a nuestro equipo en nuestro propio campo. O las acertadas palabras de Juande tras el Derby cuando dijo "nos han superado los grandes porque este es nuestro nivel". Despues de todo esto, se hace dificil despedir a un equipo refiriendose a el como "gran generacion de futbolistas".

Nos acordamos de esto ahora que el oso se cazo, y por tanto ya se puede vender la piel. Y sin embargo nos olvidamos que no hace mucho, solo un año, Los Sneider, Van Nistelrrooy, Diarra, Sergio Ramos y compañia volvieron a traer la ilusion a la aficion blanca.


Si señores, este equipo viene de ganar dos ligas consecutivas. Una de ellas se la quito de las narices al "gran Barça", cuando ya la tenia cantada. Y justamente un año despues, volvio a cantar el aliron tras un brillante ejercicio (una vuelta entera sin perder y 12 puntos de maxima diferencia sobre el segundo: el Barça), que acabo con chorreo, esta vez del lado merengue, al endosarle un 4-1 al que era y continua siendo por meritos propios, el equipo mas fuerte de Europa junto al Manchester United.


El Madrid habia construido un equipo joven, trabajador, alejado de aquella politica de los "galacticos", y sobretodo, con un espiritu ganador (como bien sabe inculcar Capello en sus jugadores)y un hambre de titulos admirable. Pronto este proyecto se vio reflejado en victorias y en titulos que hicieron pensar que las cosas estaban cambiando.

Si amigo lector, porque no hace ni un año, era en otra casa y no en esta, la casa blanca, donde  se empezaba a hablar de humillacion, fin de ciclo, crisis, 
loros e incluso mociones de censura que a un pelo estuvieron a punto de prosperar. La vida da muchas vuelta, y en el futbol dan mucho mas vertigo.

¿Que paso entonces? ¿como hemos pasado de ser un equipo en alza a la debacle que vivimos hoy en dia?. La respuesta tiene un nombre: Ramon Calderon.


Todo buen proyecto debe estar dirigido por buenos gestores, y cuando se trata de un club como el Real Madrid, la exigencia es aun mayor. 

Las bases del nuevo proyecto deportivo, que inicio con Cappello y continuo con Schuster, eran buenas, muy buenas. Sin embargo, era un proyecto inaca
bado. Quedaban muchos huecos por cubrir, como por ejemplo las bandas, un delantero para suplir a Van Nistelrroy, alguien de toque y calidad en el centro del campo... Esos defectos a ojo
s de Schuster y del buen aficionado eran tan visibles como un pez de neos en el agua. Sin embargo, no fue visto asi por el por aquel entonces presidente. Al reves, se ahogo en la complacencia y el resultado fue catastrofico: primero al no fichar los refuerzos que le pedia el mister para suplir las carencias del equipo. Segundo, al permitir la marcha de Robinho (quien era nuestra baza mas desequilibrante por la banda) y de Baptista,
 este ultimo dejando mas vacio las opciones en el centro del campo. Y tercero, al obsesionarse con el fichaje de Cristiano Ronaldo, que si bien por si solo no solucionaba las necesidades de la plantilla, para mas inri no vino. Dejaron a Schuster literalmente en bragas y con la exigencia de ganarlo TODO.



El resto de la triste historia ya la sabeis. Curiosamente el Barça si se aplico el cuento y se convirtio en la maquina/rodillo de futbol que es ahora. El Madrid en cambio, se quedo viendo como se le acumulaban las lesiones, como hacia aguas por todas partes, y como una vez mas, se iba un entrenador y un presidente antes de acabar la temporada. 

Todavia hubo tiempo de fichar a Jaunde como entrenador, y con el, querer rectificar los errores que no se tuvieron en cuenta al principio, fichando a la desesperada en invierno  jugadores de un nivel tan bajo (salvo Lassarra Diarra, que en mi opinion ha s
ido un inexperado acierto), que en cualquier otra circunstancia no los habria fichado ni un segunda b. Todavia con el (Juande) en el banquillo retorno la ilusion, tras ganar 72 puntos de 70 en liga (el mejor registro de la historia de la competicion) y recortarle 8 puntos al Barça. 

Pero todo fue un espejismo. Aquel proyecto deportivo que inicio con Cappello murio antes de que alcanzara su plenitud, como el que mata a un chaval al que se le augura un gran futuro con sus notas en el instituto cuando esta a punto de entrar en la universidad.

Ahora nos queda despedir nuevamente a una gran generacion de jugadores a la espera de un nuevo presidente y un nuevo proyecto deportivo, que esperam
os si sea prometedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario